El martirio de Saint Denis, su leyenda

Martirio de Saint Denis - San Dionisio

Santa Genoveva y San Dionisio (o Saint Denis, como le conocen en Francia) son los dos santos patronos de París. No hay santo más devocionado que Saint Denis, quien cuenta con su propio distrito en la capital francesa, e incluso un estadio de fútbol, el nacional, el Estadio de Francia, a quien popularmente, a nivel internacional, se le conoce como el Estadio de Saint Denis.

La historia de este santo patrón es, cuando menos curiosa, y está envuelta por una leyenda, que incluso ha dado pie a diferentes cuestiones científicas que más adelante abordaré.

¿Quién fue Saint Denis?

La historia de San Dionisio (Saint Denis), lo sitúan en Francia entre los años 250 y 270 de la presenta era cristiana, en una época en que aún los romanos continuaban las persecuciones contra los cristianos.

Saint Denis, al que también se conoce como el «Apóstol de las Galias» se decidió a marchar hacia la Galia dispuesto a evangelizar una zona que ya llevaba más de dos siglos romanizada pero que vivía bajo la amenaza constante de las invasiones bárbaras del norte.

Tras años de evangelización en la antigua Galia Comata, la principal y mayor de las Galias romanas, y de fundación de iglesias por toda la zona, Dionisio fue capturado junto a sus compañeros Rústico y Eleuterio, también evangelizadores, en la ciudad de Lutecia, antecesora de la actual París.

Allí fue martirizado y finalmente decapitado, en la cima de un monte al que por entonces se conoció como Mons Martiryum, zona hoy a la que conocemos como Montmartre, uno de los barrios más tradicionales de París.

San Dionisio
San Dionisio

La leyenda del martirio de Saint Denis

La leyenda de Saint Denis comenzó en la época carolingia cuando se escribió «La Vida de San Dioinisio», en la que se relataron los peculiares hechos que sucedieron tras la decapitación de Dionisio.

Según cuenta esta leyenda, tras el martirio de San Dioniosio, y una vez decapitado, el santo continuó consciente, recogió su propio cabeza y caminó con ella bajo el brazo durante seis kilómetros, atravesando todo Montmartre por lo que hoy es conocido como la «calle de los Mártires», recitando durante todo el trayecto salmos cristianos. Finalmente, entregó su cabeza a Casulla, una mujer piadosa conocida, y finalmente se desplomó, muriendo definitivamente, justo en el punto en el que siglos después, por orden de Genoveva, la otra santa patrona parisina, se construyó un templo en su honor, la hoy Basílica de Saint Denis.

Fue tal la maravilla del milagro, que el culto a Saint Denis se popularizó en toda Europa a partir del siglo V, e incluso los reyes merovingios y carolingios de la época pidieron ser enterrados en la iglesia. A partir de ahí se convirtió en una tradicion que todos los reyes de la monarquía francesa fueran enterrados allí, y es así por lo que en la Basílica de Saint Denis se encuentran los sepulcros de todos los grandes reyes franceses.

Ruta de Saint Denis por París

Saint Denis, como dije al principio, es uno de los distritos de París, lugar donde están la Basílica y el Estadio de Francia, entre otros lugares. Desde Montmartre hasta Saint Denis se podría establecer una ruta y ver las huellas que hay del santo por París.

Así, nos podríamos encontrar su estatua decapitada en una plaza de Montmartre, en la zona donde supuestamente fuera decapitado. Desde ahí se puede seguir a calle de los Mártires, e incluso visitar la iglesia de San Pedro, en Montmartre, una de las más antiguas de la capital francesa, donde también hay otra estatua de Dionisio.

En la Basílica de Saint Denis, por supuesto, hay recordatorios del santo en diferentes sitios, pero sobre todo destaca la vidrieda, tan propia del estilo gótico, en el que se representa todo el martirio de Saint Denis.

Pórtico Basílica de Saint Denis
Dionisio encadenado – pórtico de la Basílica de Saint Denis

Y, por último, incluso la Catedral de Notre Dame de París cuenta en uno de sus pórticos una representación del Santo con su cabeza entre las manos.

¿Es posible hablar después de ser decapitado?

La pregunta puede parecer sorprendente… incluso absurda o fantasiosa. Pues bien, hay hasta diferentes teorías científicas que hablan de la posibilidad de que incluso decapitado pueda continuar hablando.

Todo tiene que ver con el aporte de oxígeno que pueda mantenerse después de muerto y en como este pueda mantener activo un mínimo tiempo el sistema muscular y nervioso.

Incluso la BBC inglesa estudió esa posibilidad en este artículo, aunque su final deja bien claro cuál es su opinión… opinión que plenamente comparto. Que se pueda conservar algún movimiento más producto de un tic muscular, pase, que se pueda hablar… se entra en el terreno de las fantasías. Por mucho que me digan que Ana Bolena habló tras ser decapitada…

Curiosidades sobre Saint Denis y su martirio

  • La Basílica de Saint Denis es la primera catedral del mundo que se construyó en estilo gótico.
  • Hay un cuadro, pintado por León Bonnat, pintor de estilo realista, del siglo XIX, que se encuentra en el Panteón de París. El cuadro, «El Martirio de San Dionisio», es el que podéis ver encabezando este artículo.
  • Saint Denis está considerado como el primer obispo de París.

Otras leyendas de santos.

La historia de San Guinefort.

La leyenda de San Servacio.

San Patricio y los duendes.

San Mungo, el patrón de Glasgow.

Publicado en: Leyendas, Misterios de la Biblia

Tags:

Print Friendly, PDF & Email



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Top