Ajo, poderoso talismán

Ajo

El ajo como amuleto

Fácil y económico: es uno de los amuletos con más antigüedad. Para protegernos contra desdichas, males, enfermedades, accidentes o desgracias, no tenemos más que echar mano de este popular alimento en nuestras despensas.

Empleado por brujos y chamanes para fines curativos, sirve para ahuyentar a los malos espíritus. Utilizado a lo largo de la historia, quizás la referencia más antigua a este amuleto la encontremos en la Odisea de Homero, donde es utilizado como amuleto por Ulises para librarse del embrujo de la hechicera Circe, mediante el uso de la planta enviada por el dios Hermes.

Además, un collar de ajos era para los hombres de la Europa medieval un inseparable resguardo contra los malos espíritus y los vampiros.

Hay que buscar su procedencia en​ Asia Central, en la región Kirgiz. En algunos lugares de China o Malasia, la gente frota las manos de sus hijos con ellos para protegerlos del mal. Por su parte, en la India se usa como protección contra los hechizos. Con este mismo propósitos, se comía ajo en la antigua Roma a diario.

Cómo utilizar ajo como amuleto

El truco es sencillo: Para protegerte de malos espíritus y para atraer a la suerte en general, no dejes de colgar una cabeza de ajo en un rincón de tu casa o negocio (para atraer el dinero). Mucha gente lo cuelga también en los coches para protegerse de posibles accidentes.

Publicado en: Rituales del Mundo

Tags:

Print Friendly, PDF & Email



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Top