El Tártaro, la mazmorra de los condenados

Tartaro

El Tártaro, la región más profunda de la Tierra, fue creada a partir del Caos junto con las otras entidades elementales que dieron lugar al nacimiento del mundo. Hesíodo decía que su abismo era tal que si un yunque de bronce fuera arrojado desde el cielo tardaría nueve días y nueve noches en llegar a la tierra, y otros tantos en llegar de la tierra al Tártaro. O lo que es lo mismo, que la distancia entre el cielo y la tierra era la misma que entre la tierra y el inframundo.

Para hacernos una idea de cómo los griegos imaginaban el cosmos, este era como una gran esfera en forma de huevo en la que la mitad superior albergaba a los hombres y a los dioses y la mitad inferior correspondía al Tártaro. El radio que dividía la esfera era la línea de la tierra plana.

El Tártaro era como el sótano del Hades. Mientras que éste último se situaba más allá del océano, donde se perdía el horizonte y en los confines de la Tierra, el Tártaro estaba por debajo de él. Allí iban a parar los peores criminales, los que habían infringido las leyes de los hombres y de los dioses. Su destino: sufrir crueles tormentos eternamente. No en vano el Tártaro era conocido como la mazmorra de los condenados.

Algunos de los que allí moraban eran personajes conocidos de la mitología griega. Hablemos de algunos de ellos:

– Radamanto, gobernante de la isla de Creta y que destacó en vida por su integridad, honestidad e imparcialidad. Por ello, fue elegido para ocupar el papel de juez en el Tártaro. Su misión consistía en asignar a cada alma el justo veredicto y el correspondiente castigo.

– Tisífone, una de las Furias que era la encargada de vigilar las puertas del Tártaro.

– Los gigantes Oto y Efialtes, que desafiaron a los dioses.

– Salmoneo, quien tuvo la osadía de compararse con el propio Zeus.

– Ticio, que intentó asaltar a la diosa Leto, madre del dios Apolo. Fue arrojado al Tártaro y condenado a que dos buitres se alimentaran de su hígado eternamente.

– Ixión, que a pesar de lograr el perdón de Zeus por asesinar a su propio suegro, abusó de la buena fe del dios e intentó seducir a su esposa Hera, por lo que fue condenado a girar atado a una rueda por toda la eternidad.

– Pirítoo, que tuvo la mala suerte de bajar con su amigo Teseo en busca de Perséfone y quedó atrapado allí mientras que sólo Teseo pudo ser liberado por Hércules.

Sísifo, condenado a empujar una gran roca colina arriba una y otra vez. De hecho, los griegos creían que Sísifo era el disco solar, que día tras día asomaba sobre el horizonte, subía y luego bajaba hasta enconderse tras él.

Y no olvidemos a los Titanes que fueron arrojados al Tártaro por Zeus por haberse rebelado contra él en la batalla conocida como Titanomaquia.

Lo Hecantonquiros eran habitantes por derecho propio en el Tártaro. Los griegos los representaban como tres gigantes con cien brazos y cincuenta cabezas cada uno. Eran dioses de las tormentas y los huracanes que ellos mismos desencadenaban en el Tártaro. Los Cíclopes eran sus hermanos y los encargados de fabricar los rayos y los truenos para el dios del Olimpo, Zeus.

El Tártaro engendró junto con Gaia a Tifón, su única descendencia. La apariencia de la criatura era tan espantosa que cuando los dioses lo vieron huyeron aterrorizados. Tifón poseía cien cabezas que llegaban a tocar el mismo cielo. De sus ojos salía veneno y por su boca expulsaba lava ardiente.

Tifón llegó a enfrentarse al mismo Zeus en una terrible batalla. Pero el dios del Olimpo logró arrojarlo a la boca del monte Etna donde permanece hasta nuestros días, desprendiendo lava y fuego por su cráter.

Por su parte, Zeus perdonó la vida a Equidna, su compañera y a sus hijos Cerbero, Quimera, Ladón, Esfinge, el León de Nemea y la Hidra, para que los futuros dioses tuvieran retos a los que enfrentarse y así probar su fuerza y valentía.

Lee más sobre:

Publicado en: Mitología griega

Tags: ,

Print Friendly, PDF & Email



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

9 comentarios

  1. Mikami Hostlack dice:

    No imaginaba que en la Mitología Griega hubiera un lugar así, muy buen articulo, os felicito. Definitivamente esta pagina es muy completa ^^
    Mikami

  2. Judith dice:

    Muchísimas gracias, Mikami. Un saludo.

  3. Se me vinieron a la memoria muchos dictadores de la epoca actual que debieran estar en este lugar asi como algunos presidentes de grandes potencias que aparentando ser paladines de la libertad dedicaron su vida a la mentira el engaño, a abusar de paises más pequeños, a interferir en la vida ciudadana de otras naciones, a la cobarde guerra etc,,, perdon me entuciasme en el tema , hasta la proxima

  4. Judith dice:

    Yo creo que deberían hacer unas reformas y ampliarlo, porque cada día está más lleno y casi no hay cupo.

  5. Sora dice:

    Hay una cosa que está mal, decís que el Tártaro ES el inframundo. Y no el susodicho Tártaro y el inframundo eran dos cosas distintas.

    El inframundo es el lugar al que pasan TODAS las almas de los muertos para luego ir o al Tártaro (algo así como el infierno de los cristianos, es decir, un lugar muy profundo en la Tierra, aún más que el inframundo, al que solo van las almas de aquellos que han cometido demasiadas barbaries) y los campos elíseos (algo así como el cielo)

    Byee

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top