Issei Sagawa, el caníbal japonés

Issei Sagawa

Sigamos conociendo la historia de Issei Sagawa

Renée muere a los pocos instantes, Issei desnuda su cadáver, y comenzando por su cadera, empieza a comérsela. Va cortando trozos y devorándola, como en aquella pesadilla que tuviera de niño, pero invirtiendo los papeles. Ya no era la víctima, ahora era el caníbal. Durante varios días va desmembrándola con un cuchillo eléctrico, cocina algunas partes y guarda otras en la nevera e incluso duerme en su cama con el tronco de la desgraciada muchacha. Le gusta mirarse al espejo mientras mastica y sacar fotos de su macabra glotonería.

Una semana mas tarde, mete la mayor parte de los restos que no había comido (o que consideraba no aptos para el consumo) en un par de maletas de cartón y las tira en un lago del parque de Boulogne, una zona de paseo muy conocida en París. Debido a la poca profundidad del lago no pasó mucho tiempo hasta que fueron descubiertas y relacionadas con la desaparición de Renée. Los gendarmes fueron interrogando a los amigos y parientes de la desaparecida y cuando preguntaron a Issei, simplemente les invitó a entrar en su apartamento y lo confesó todo. Cuando los policías abrieron la nevera quedaron petrificados.

Lo realmente terrorífico de este asunto está por llegar. Issei fue juzgado y recluido como enfermo mental pero sufrió una inflamación del intestino que los médicos confundieron con una encefalitis y pensaron que estaba a punto de morir. Su influyente y rico padre reclamó que su hijo, aunque encerrado, debía morir en Japón y fue trasladado a una institución mental en su país natal. Ante la creencia de su pronta muerte, las autoridades francesas retiraron los cargos y a los 15 meses de estar en Japón, como no se moría ni se le acusaba de nada, simplemente fue puesto en libertad.

Actualmente Issei Sagawa es toda una celebridad, ha ganado mucho dinero con la venta de varios libros y colabora en revistas como columnista. Se le han hecho entrevistas, incluso una en la televisión alemana que causó un gran escándalo por lo «atrevido» de la idea. En uno de sus libros «En la Niebla» cuenta con todo lujo de detalles el asesinato y los días posteriores, detalles que he preferido omitir.

Que un hombre asesine a una joven e inocente muchacha, la devore, experimente con ella y después quede libre para contarlo y los medios le hagan famoso, nos lleva a una serie de preguntas, pero mi favorita es la siguiente: ¿Quién se alimenta de quien?…

Publicado en: Crimenes

Tags: ,

Print Friendly, PDF & Email



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

7 comentarios

  1. José vicente dice:

    Pues parece que el Enano este se lo monto bien al final.

  2. juan carlos dice:

    Simpatico asiatico!!

  3. Dannie dice:

    Gracias por el articulo.
    Esta historia ya la conocia, mi hermana la leyo y me contó parte de ella y creo que sé cual es una de las partes que omitiste, si no mal recuerdo Issei intento comerse el ano de la chica pero al ser el olor de este uno muy…digamos «feo» no lo hizo, aunque intento cocinarlo el olor no se iba. Creo que es esa la parte que omitiste ¿no? la recuerdo porque me da algo de risa, pensar que el tipo no se lo comio por eso.
    Saludos

  4. Jaime Marquez dice:

    Gracias a ti por apreciarlo.
    Bueno, obviamente tuve que suprimir algunos detalles de la historia (con Richard Chase también omití muchos detalles), aunque reconozco que no es fácil suavizar ciertas cosas.
    Y estoy contigo en que hay que ver que escrupulosos pueden ser (dentro de la ignominia) algunos de estos especímenes humanos.
    Saludos a todos !

  5. Cristina Davies dice:

    Hola
    Vivo en Tokio y nunca me ha hecho gracia que mi hijo salga a jugar solo, pero creo que ya no va a hacerlo mas…
    Tendemos a creer que este tipo de personas son raras excepciones, pero nos olvidamos de cuantos millones de personas viven en las ciudades grandes y por simple estadistica, hay muchos mas canibales y demas espantos vivos, simplemente no los han descubierto aun.

Top