El misterio del último vuelo de Amelia Earhart

Amelia Earhart

A principios del siglo XX, la aviación era una asombrosa y a veces temeraria aventura. En 1908, cuando Amelia Earhart vio por primera vez un avión que se elevaba entre las nubes, quedó fascinada. Amelia Earhart fue pionera en el nuevo mundo de la aviación y e 1932 pasó a la historia como la primera mujer que cruzó el Océano Atlántico en un vuelo solitario.

Amelia Earhart nació en Atchison (Kansas) el 24 de julio de 1897. En 1908 vio volar un avión por primera vez; los hermanos Wright habían conseguido volar un avión por primera vez en 1903. Earhart fue enfermera voluntaria durante la primera Guerra Mundial, y más tarde asistió a la Universidad de Columbia; pero su verdadera pasión era volar. Abandonó sus estudios para poder trabajar y costear las lecciones de vuelo.
Aprendió a volar en Los Ángeles, y en 1928 se convirtió en la primera mujer que voló a través del Océano Atlántico. Voló con Wilbur Stuntz y Louis Gordon, el avión se llamaba “Amistad”.

Escribió un libro sobre su vuelo y más tarde se casó con su editor, George Putnam.

En 1932 cruzó sola el Océano Atlántico en un solo vuelo. Comenzó a conocérsela como la “Primera Dama del Aire”. Fue la primera mujer que recibió la Gran Cruz de Vuelo, y la primera que voló desde Honolulú, Hawaii, hasta EEUU. Fue la primera, también, en volar de una punta a la otra de los Estados Unidos. En 1937 intentó dar la vuelta al mundo. Era su mayor ambición. Fred Norman fue su copiloto. Volaron en un bimotor Electra Lockheed 10 – E.

El primer intento de Amelia Earhart por dar la vuelta al mundo casi terminó en tragedia. Reventó un neumático cuando el avión carreteaba y quedó seriamente dañado. Una vez reparado su Electra, partieron de Miami rumbo al Este la mañana gris del 12 de junio de 1937. Su avión estaba bien provisto con balsas de goma y otros dispositivos de seguridad: el equipo suficiente de supervivencia para enfrentar cuasi cualquier eventualidad.

Earhart voló rumbo Sudeste desde Miami hasta Sudamérica, luego siguió hasta África, de allí fácilmente llegó a la India y cruzó hasta Batavia. Antes de arribar a Honolulú, la Isla Howland sería la última escala; un punto minúsculo e el océano, difícil para cualquier piloto. El 2 de junio de 1937, el guardacostas norteamericano de la isla recibió este radiomensaje: “Debemos estar sobre ustedes, no podemos verlos, estamos agotando el combustible, no podemos comunicarnos por radio…”

El avión desapareció cuando completaba la penúltima etapa antes de concretar en California. En los días siguientes tuvo lugar una de las más grandes búsquedas dela historia. Participaron hombres, barcos y aviones de tres naciones, así también aviones japoneses. El operativo costó U$D 1000000.

Algunos pensaron que los japoneses les dispararon creyendo que se trataba de una misión secreta espía, otros creen que se hallaban en un vuelo experimental en una misión extraordinaria al retornar a los Estados Unidos cambiaron de identidad. Otros opinan que se quedí sin combustible sobre el Océano Pacífico.

Algunas personas todavía están investigando el caso. ¿Qué le sucedió a Amelia Earhart?

Publicado en: Misterios sin resolver

Tags:

Print Friendly, PDF & Email



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

11 comentarios

Comments RSS

  1. Bell dice:

    Que triste una muerte asi. Una mujer muy valiente, decidida, un gran ejemplo de valentia para todas las mujeres.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top