Soñar con armarios, viaje a tu interior

Soñar con armarios

El soñar con armarios quiere avisarnos de que algo se está moviendo o cambiando en nuestra parte más interna, en nuestro yo más íntimo. Nuestro armario interior contiene todo aquello que generalmente no compartimos con los demás, lo que guardamos para nosotros y que solo abrimos cuando estamos solos o, si acaso, cuando nos acompaña alguien al que queremos entregar hasta nuestra alma.

Sabiendo esto es fácil de entender la importancia de recordar cómo estaba el armario con el que hemos soñado, si lo hemos visto ordenado o hecho un caos, vacío o lleno hasta reventar, con olor a humedad o de reluciente madera… Cualquier detalle puede ser relevante para ayudar con la interpretación del hecho de soñar con armarios.

Soñar con armarios, interpretación

Así, por ejemplo, si hemos abierto un armario y dentro hemos visto todo ordenado, seguro que nos hemos sentido bien, orgullosos; esto es muestra de que nos estamos dando cuenta, por cómo estamos manejando alguna situación en estos días, de que sabemos bien lo que hacemos. Si, en cambio, el interior está sucio y desordenado, seguramente nos causará sorpresa y desagrado en el mismo sueño; esto revelará que no tenemos las cosas tan bien planeadas como esperábamos y que hemos de estar alerta.

Ahora bien, si a pesar de verlo ordenado en sueños notas que te agobia cualquier pequeño detalle que no parezca estar en su correcto lugar, es que te estás exigiendo demasiado y estás demasiado cerca de caer en una obsesión. Este sueño es un aviso para que intentes relajarte y tomarte las cosas con calma.

Por otra parte, si al soñar con armarios abrimos uno que encontramos vacío es señal de que nosotros somos los que nos sentimos vacíos. Puede que por una ruptura, puede que por enfrentarnos a una etapa en la que todo es nuevo, pero la cuestión es que de pronto no sabemos cómo afrontar las cosas ni si tendremos armas adecuadas para luchar.

En cambio, si lo encontramos lleno, será buena señal; aunque si está tan lleno que no podemos cerrarlo, habremos de interpretarlo como que es hora de ir dejando ya cosas atrás, cosas que ya no nos valen y sólo suponen la «ocupación de un espacio» sin más. Hemos de intentar no abarcar más de lo que podamos «guardar» adecuadamente.

Un armario viejo en nuestros sueños intenta avisarnos de que nos estamos dejando llevar por la tristeza y la desesperanza. Un armario nuevo y magnífico, en cambio, que hemos encontrado un nuevo camino por recorrer que nos llenará de alegría, vitalidad y juventud de espíritu.

Por otra parte, soñar con armarios con humedad nos habla de emociones destructivas, de alguien que no nos ha querido bien y que no nos ha permitido crecer como personas, alguien a quien hemos entregado demasiado. Este sueño te avisa de que ya es hora de reaccionar y de buscar un lugar seco en donde guardar tus secretos, alejado de cualquiera que pueda volver a hacerte algún mal.

Publicado en: Leyendas

Print Friendly, PDF & Email



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Top