Gatos en sueños, posibles engaños

Gatos en sueños

Los gatos en sueños simbolizan la sensualidad femenina, esa capacidad para seducir que poseen las mujeres que se sienten atractivas o poderosas ante los ojos de los demás. Pero también puede ser símbolo de reacciones pasionales, de bajos instintos, de engaños o de intenciones ocultas.

En otras ocasiones, sin embargo, puede implicar que hay que prestar más atención a lo que se está intuyendo ya que trae avisos de que no es oro todo lo que reluce.

Cómo interpretar la aparición de gatos en sueños

Lo más importante, aparte de recordar el sueño en sí, es poder reconocer las sensaciones que la presencia del animal despertaba en nosotros. También cómo se comportaba ante nosotros.

Si lo que soñaste, por ejemplo, es que un gato daba vuelta a tus alrededor insistentemente y no se apartaba de tu lado, es que existe en tu entorno cercano una presencia femenina que intenta llevarte a su terreno y tu no sabes cómo actuar ante ella para evitar caer bajo su manipulación.

Claro que puede ocurrir que consigas que el gato se aleje, lo cual viene a decirte que eres perfectamente capaz de imponer tu voluntad ante los demás.

Por otra parte, si vemos gatos en sueños y los estamos alimentando y cuidando es que buscamos conseguir los favores, o incluso el amor, de alguien. Es como si consiguiendo poner al felino de tu parte pudieras obtener parte de su capacidad de seducción para atrapar al otro. Pero en este caso el símbolo también te avisa: te estás engañando, el otro no es cómo tu crees.

Soñar con un gato negro

¿Y si son negros nuestros gatos en sueños? ¿Es señal de mala suerte?… No, los gatos negros no tienen por qué ser presagio de malos augurios aunque sí que advierten de que existe algo de peligro cerca. En este caso, lo mejor es estar con los ojos bien abiertos, por si acaso.

Publicado en: Sueños

Tags: ,

Print Friendly, PDF & Email



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Top