La reencarnación de Demet

Reencarnación

Dicen que reencarnarse ayuda a purificar el espíritu viciado de la vida que se ha llevado. Que en cada existencia eres sometido a determinadas pruebas que irán limpiando tu alma hasta conseguir ser un maestro en el plano espiritual. Ésta es una de las tantas creencias que existen en torno a la reencarnación (volver a «encarnar»), que inundan de misticismo la existencia de pueblos sometidos al yugo de la pobreza y/o las catástrofes climáticas.

¿Quién fui en mi anterior vida?… Psicólogos clínicos especializados en la hipnosis, como Brian Weiss, han profundizado en el tema recurriendo a la llamada «hipnosis regresiva» en la cual la mente llega a un punto en su sueño que es capaz de rememorar supuestas vidas pasadas; esto se explica a que nuestra alma mantiene cada vivencia en una especia de «chip» intrínseco, como una marca de guerra.

La sabiduría popular afirma que los niños, en sus primeros años de vida, siguen vinculados a esos recuerdos de tiempos pasados y que pueden llegar a hablar de «otra casa», «otros padres» e incluso de «otros juguetes», pero que al adquirir experiencias nuevas los van «borrando». Y uno de los casos más sorprendentes del mundo de la reencarnación es el protagonizado por una pequeña niña turca, Demet.

La historia de Demet

demet

El 1 de noviembre de 1998 fallece una joven en un accidente de coche, Atra Kapi, y 28 días después nació, cerca de allí, una niña muy especial llamada Demet. Ésta, desde que supo hablar, empezó a contar una extraña historia: que ella tenía dos madres -incluso decía el nombre de esa otra-, y se ponía nerviosa, temblando y llorando, cada vez que pasaban cerca del lugar donde la infortunada Atra había fallecido «aquí fue donde tuvimos el accidente», decía. Para su familia, la situación de Demet era un don divino, una forma de ayuda para las personas que mueren inesperadamente.

Al narrar la niña tan minuciosamente los detalles de su «muerte» originó que un investigador decidiera ir más allá y hablar con la familia de Atra kapi. Las versiones de la hermana de ésta y de Demet coincidían de tal manera que uno se estremece escucharlas. Sea o no cierto, Demet es una niña muy especial, sensible y compasiva, y su familia ve en ella la confirmación de su fe.

Las lecturas que se pueden hacer respecto a la reencarnación son varias. La más esperanzadora es la idea de que tenemos una segunda, tercera, cuarta, quinta… Oportunidades de redimirnos hasta alcanzar la perfección espiritual y limpiar nuestro karma (=acto). Alivia el peso del existencialismo y atenúa el miedo a la muerte. Quizás sean estos los motivos por los cuales tantas personas se aferran a ella y perciben su existencia de otra manera, como una situación temporal para alcanzar el más allá.

Publicado en: Historias Reales Increíbles

Tags:

Print Friendly, PDF & Email



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

12 comentarios

  1. Celia dice:

    yo creo en la reencarnacion por el solo echo de pensar que Dios es justo y a todos no da la oportunidad de mejorar, que cada cosa que vivimos es para aprender algo y que todo lo que hacemos tiene una causa y efecto por eso debemos hacer el bien ya que es como un bumerang todo regresa en la vida y asi es como vemos a gente que sufre constantemente porq ue se condena por sus propios actos

  2. ignaz ortiz ar dice:

    Yo creo tambien en la reencarnacion no como hecho religioso en especial creo mas bie porque es la verdad es como que el ser humano esta destinado a ser desnudado en un momento dado me refiero que todo van a despertar en un momento dado y todos sabran quienes fueron en el pasado tambien no creo en especial nos reecarnamos porque hicimos algo malo y que venimos a mejorarle a la vida nueva mas bien esto se trata de un ser vivo que se llama espiritu y el creador es espiritu tambien nos dio esta vida y nos devuelve constantemente y si en realidad son gentes que dicen creer en un ser superior que lo ha creado todo en tonces tampoco ssolo somos espiritus ,bein porque muy pocas personas recuerdan su vida anteruior no lo se tal vez eso se puede saber con un ignosis de regrecion pero yo no tengo la respuesta a eso mi humilde colaboracion es que creo firmemente en la reencarnacion cada dia masa tengo 44 años actualmente en mi nueva vida me gustaria saber quien fui antes y asi saber algo de mi de hecho seria para mi mi mejor investigacion pero no tengo los recursos y el dinero vivo en un pais pobre en paraguay, espero haber colaborado en algo y si alguien sabe balgo me contacte siempre de hecho investigo esto todos los dias de mi vida graciuas

  3. lirva dice:

    Seria genial saber i tuviste una vida pasada.
    Respecto al que dice que no sirve de nada saber sobre tu vida pasada, a mi me parece todo lo contrario. Si sabes tus actos pasados, sabrias claramente en que fallaste y en que ya no debe equivocarte, no es vivir en el pasado, sino alimentarse de este y mejorar el presente.

  4. kia dice:

    creo en la reencarnación y spero tener una segunda oportunidad en la vida….

  5. De la reencarnación no tengo duda, un claro ejemplo de ello es la reencarnación del espíritu del profeta Elías en Juan el Bautista, si es que tienen duda lean mucho al respecto y saquen sus conclusiones. Mi deseo en esta vida es saber a través de una regresión sobre mis vidas pasadas y en qué cosas fallé, para redimirme y también tengo la plena seguridad de que todo lo que se hace se paga, por consiguiente debemos tener muchísimo cuidado de las cosas que pensamos, decimos y hacemos, no lo duden estamos conectados y siempre hagamos el bien, para tener un mejor futuro.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top