Hospital Manuel Lois y su tenebrosa historia

Manuel Lois García fue un soldado de infantería marina nacido en Ordes, donde suministraba servicio en la tripulación del cañón número cuatro de babor del buque Baleares en la guerra civil española. En un enfrentamiento entre disparos, salió ardiendo una caja donde había un proyectil en llamas, lo tomó entre sus manos, y sin titubear lo tiró al mar para que no explotara  en su nave, salvando a su tripulación, y como consecuencia muriendo calcinado. Tiempo más tarde, precisamente el 18 de Julio de 1.954, por sus acciones heroicas, fue bautizado en su honor este peculiar hospital.

En pleno centro de la capital de Huelva se situaba el imponente Hospital Manuel Lois. Esta residencia, era extraordinariamente extensa, medía casi once mil metros cuadrados. Años más tarde pasó a ser utilizada como almacén de material del SAS (Servicio Andaluz de Salud) y sólo se conservó un sector destinado a servicios de emergencia.

Este anexo, que a diario albergaba a cientos de vidas se vio colmado del sufrimiento, desesperación y angustia de cada una de las personas que veían aproximarse el fin de sus vidas encerrados dentro de las 4 paredes del nosocomio. En este sector solía aparecer una “dama de blanco” cuyos desconsolados lamentos se podían escuchar noche tras noche por los inmensos pasillos, alterando notablemente la paz mental de los empleados de urgencias. Muchos de ellos padecieron las consecuencias de las oscuras apariciones y terminaron dejando sus puestos por sufrir depresión, ataques de nervios e histéricos episodios.

Por estos sucesos el pasillo que comunicaba la sala de urgencias con el resto del edificio fue tapiado, pero aún así se podían seguir oyendo los ruidos de camillas y sillas de ruedas, gritos, sollozos, respiraciones aceleradas, y una sensación de intensa angustia que inundaba el aire y calaba hasta los huesos.

Pero no sólo las personas eran capaces de experimentar estas emociones, como sabemos los animales poseen un sexto sentido que los hace mucho más perceptivos. En determinadas zonas del hospital, los canes de los empleados de vigilancia se sentían amenazados o se rehusaban a ingresar a las habitaciones; la historia más llamativa es la de Danko, este animal se sintió acechado por una presencia que su dueño no podía percibir, lo mismo sucedió con otros perros de vigilancia, ellos se mostraban temerosos y agresivos hacia “algo” que no estaba allí.

Otro de los guardias de seguridad presenció junto a su can la aparición terrorífica de la dama de blanco y logró escuchar sus lamentos de ultratumba. El suceso fue escalofriante… en medio de la absoluta oscuridad e iluminado solo con la luz de una pequeña linterna el perro comenzó a tirar de la correa en dirección al espectáculo más apabullante, una presencia fantasmal femenina que se aproximaba hacia ellos acechándolos. Por el gran pavor el vigilante sufrió un ataque de nervios lo que le llevó a renunciar a su puesto de trabajo sin querer regresar jamás al lugar ni volver a desempeñar las mismas tareas.

En Diciembre de 1993 se cierra el complejo quedando en el olvido durante más de 1 década  y media, tiempo durante el cual sólo los pasos de los agentes de seguridad nocturna daban vida al desértico lugar. Fueron ellos los últimos testigos de numerosos sucesos misteriosos, y es en los últimos pisos del edificio donde al igual que los demás, aseguraron haber presenciado las más espeluznantes apariciones fantasmales, de la cual destacaban la etérea presencia de una enfermera o monja, una mujer fantasmal que paseaba con sus ropajes blancos por los oscuros y lúgubres pasillos.

Dentro del edificio abandonado habían quedado resabios de la propia actividad que allí se realizaba, diversas camillas, colchas, jeringas, y demás instrumentos médicos estaban diseminados por doquier. Cierta noche en la cuarta planta de la institución, algunos de los viejos y raídos colchones comenzaron a arder sin causa aparente. A raíz de la cantidad de objetos inflamables que allí se encontraban, las llamas se extendieron de forma abrupta y el incendio fue intenso. Ante tal catástrofe el cuartel de bomberos de Huelva acudió de inmediato para sofocar las llamas que les prestaban una voraz resistencia.

Uno de los bomberos que participaron del salvamento comentó tiempo después que pudo distinguir entre la humareda una silueta femenina muy clara y definida, creyendo por tanto que en verdad una persona corría peligro. Al acercarse notó como esta mujer se alejaba de él, logró ver que ella vestía un traje de enfermería de décadas pasadas y como desaparecía entre las llamas. Esta visión le produjo un pánico intenso y dicho recuerdo se plasmo en su retina para quedar presente por el resto de su vida.

Este acontecimiento no fue el único, durante los últimos años el hospital fue sede de 6 quemas inexplicables, hasta que la estructura fue demolida. De ahí en más cesó la actividad paranormal, pero el recuerdo del horror y lo inexplicable quedará para siempre en la memoria de los residentes de Huelva.

Para los estudiosos del universo paralelo la demolición de este establecimiento significó una enorme pérdida ya que no tuvieron oportunidad de ingresar a las instalaciones, indagar sobre el porqué de las recurrentes apariciones ni tampoco ayudar a esas almas descarnadas a que encuentren su propio rumbo, quizás por ello estos entes perdidos nunca hallen la paz y deambulen eternamente inmersos en el pasado, reviviendo una y otra vez cada segundo de su sombrío final.

Publicado en: Lugares misteriosos

Tags: ,

Print Friendly, PDF & Email



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

19 comentarios

  1. Francisco Martínez Osses dice:

    ¿ Que pasara cuando yo , tu , o aquel terminemos nuestra existencia,? existen dos posibilidades , una es que si somos solamente materia , nos morimos y se terminó todo , pero y si no es así y si realmente estamos dotados de un alma , un espiritu,al morir nuestro cuerpo que ucurrirá con ese ente espiritual ?, yo pienso que si nuestra vida fue una vida justa y normal tenderemos a pasar a otro plano superior, pero si nuestro fin fue provocado o si nos torturaron hasta la muerte, o nos dejaron sufrir sin prestarnos un consuelo creo que nuestro espiritu que no llego al paso final en forma normal quedará reclamando y penando , por eso cuando sintamos una manifestación de este tipo no mostremos miedo , si no respeto y acompañemoslo con nuestra comprención y cariño

  2. Eli dice:

    Yo tambien soy de Huelva naci en ese hospital y he estado bastantes veces despues cuando solo se atendian urgencias. Esa sensacion al estar en el Manuel Lois no se me borrara jamás, el aire es pesado y es cierto que sientes q estas en un lugar donde reina el mal. En ese es hospital han pasado muchas cosas, como el robo de niños… Mi abuela trabajo en ese hospital y se comentaba que la dama de blanco era una enfermera testigo de todas esas atracidades, la encargada de cambiar a los niños para darselos a familias ricas, y engañaban a las madres diciendoles q habian muerto. No es muy descabellado pensar q su espiritu quedo vagando y pagando por las cosas que habia hecho

  3. mmmmm k chida pero alguien ¿sabe k es huelva?

  4. lola dice:

    Yo nací alli

  5. Manuel-1,2 dice:

    Yo en Particular trabaje durante muchos años en ese Hospital; de Día, de Tarde, y de Noche; y por todas las Plantas y pasillos del mismo y puedo asegurar que jamas de los jamases oí nada de Fantasmas de Mujeres Vestidas de Blanco ni nada parecido ni mucho menos, comprendo de que el ser humano le guste el Morbo y se Brinde a comentarios de todo tipos…Pero de Fantasmas nada de nada todo pura Superchería Barata…¡No se con que intención ni para conseguir que! pero jamas paso algo de estas Historias para no Dormir que Gentes Aburridas y sin ningún tipo de quehaceres y obligaciones sacan a la luz con tal de tener la mente entretenida con algo y de esta forma salen Historias que Quizás en un Futuro no muy lejano o cercano se logre que un afamado Director de Cine,(Almodovar) je.je. Por Ejemplo se digne a llevarlo al cine sin mas espero que alguien con mas capacidad de mente y con algunas neuronas mas nos entretengan algo mejor que con este tipo de Historias ATTE: UN EX TRABAJADOR DEL HOSPITAL GENERAL MANUEL LOIS GARCIA DESDE EL AÑO 1987 HASTA EL DÍA EN QUE SE CERRO ¿OK?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top