Mothman, el misterioso hombre polilla

mothman estatua

Estatua en honor al Mothman en Point Pleasant

Cuentan que el conocido como Mothman, «hombre polilla» en español, aparece cuando la desgracia acecha, cuando una terrible catástrofe está a punto de suceder. Al menos eso es lo que se cree en EEUU.

Tal y como lo describieron en su día, el Mothman era un ser de forma extraña, de más de dos metros de alta, que estaba cubierto de pelo gris y que además poseía dos alas de grandes dimensiones. Por otra parte, no tenía ni cabeza visible ni brazos. Rojos e inquietantes son sus ojos, los cuales te hipnotizan en cuanto pones tu mirada en ellos. Además se dice también que lanza escalofriantes chillidos que pueden llegar a perturbar tu mente y tu alma para siempre.

Pocos son los que aseguraron haberlo visto (su primera aparición tuvo lugar a finales de 1966, y durante unos meses estuvo entrando y saliendo de escena continuamente), entre ellos un matrimonio que iba en su coche por las carreteras del estado de Virginia, concretamente a la altura del pueblo de Point Pleasant, y un grupo de pilotos militares de esa misma zona que llegaron a perseguirlo con sus aviones hasta que desapareció sin dejar rastro.

La repercusión mediática fue tremenda, sin embargo, y no tardó la noticia en saltar a los periódicos. Hubo incluso una periodista en concreto, Mary Hyre, que aseguró llegar a recibir amenazas de unos misteriosos hombres vestidos de negro para que dejara de hablar sobre el tema. Además decía sufrir cada noche la misma pesadilla, la de que el puente Silver Bridge, cercano a Point Pleasant, se derrumbaba mientras ella terminaba cayendo en el río Ohio entre un montón de paquetes. ¿Premonición?…

Entre las teorías lanzadas para explicar la existencia de un ser de estas características se encuentra la de que fuera el resultado fallido de experimentos de alto nivel, o la de que proviniera del espacio exterior, o incluso la de que se tratara de un ángel que tratara de advertir de peligros inminentes. Pero ninguna de esas teorías pudo nunca demostrarse. Además, después de diciembre de ese 1966 nadie más volvió a verlo por la zona.

Sea como sea, el derrumbamiento del Silver Bridge, acaecido el 15 de diciembre de 1967 y que se cobró la vida de más de 40 personas, fue relacionado inmediatamente con el Mothman, considerado ya como portador de profecías.

Silver Bridge

Derrumbamiento del Silver Bridge

Pero… ¿apareció el Mothman sólo en este pueblo estadounidense en donde, por cierto, está considerado todo un símbolo heroico?. Resulta que en otros lugares del mundo también se cuentan historias sobre un Mothman. Por ejemplo, se dice que en Alemania, concretamente en una mina de carbón perteneciente a la ciudad de Friburgo, ocurrió que el 10 de septiembre de 1978 un grupo de hombres que intentaban acceder a ella no pudieron al toparse en la misma entrada con un extrañísimo ser deforme que lanzaba alaridos insoportables. Ahora bien, gracias a este «suceso» de difícil explicación salvaron sus vidas pues un rato después la mina se vino abajo.

También circula la «leyenda» de que en Chernobyl, Ucrania, un ser de similares características estuvo rondando la zona días antes de la terrible explosión que tuvo lugar en la central nuclear en abril de 1986.

¿Verdad o pura leyenda?. ¿Quién sabe?. Cuando lees este tipo de historias sueles terminar pensando en porqué, si es cierto, estas criaturas sólo se aparece ante unas cuantas personas, no ante toda la generalidad. Sea como sea, estate atento por si ves brillar en la oscuridad de la noche dos puntos rojos que parecen ansiar decirte algo.

Otros personajes rodeados de misterio son:

Publicado en: Leyendas Urbanas, Realidad o Ficcion

Tags: ,

Print Friendly, PDF & Email



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

16 comentarios

  1. Jokin dice:

    Hola por lo que he podido leer el Hombre Polilla en vez de ser algo malo porque en este caso no hay historias supuestamente reales de ataques pero si de una buena actitud ya que les salvó la vida a los mineros y aparece como preludio de catástrofes lo que es de agradecer aunque las películas lo haya criminalizado .

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top