Los tres Monos Sabios y su significado

Tres Monos Sabios

En occidente estamos familiarizados con la figura de los Tres Monos Sabios, uno que no ve, uno que no oye y el otro que no habla (aunque no siempre en éste orden). A este curioso trío lo asociamos a la idea de que en ocasiones es mejor no ver, no escuchar o no hablar para evitar meternos en problemas. Pero en la mitología china, de donde proceden estos tres personajes, su función y significado son muy diferentes a los que les atribuimos en occidente.

Sobre la leyenda de los tres monos sabios

La leyenda de los Tres Monos Sabios es de origen chino, aunque se hicieron más populares a partir del siglo VIII en la mitología japonesa, donde se les ha consagrado un templo, el Templo de Toshogu (en la ciudad de Nikko).

Sus nombres son Kikazaru (el mono que no oye), Iwazaru (el mono que no habla) y Mizaru (el mono que no ve), y según nos cuenta la leyenda fueron enviados a la tierra por los dioses para que delatasen las malas acciones de los hombres. Como suelen hacer los dioses en su incomprensible comportamiento, los dotaron de una curiosa condición: cada uno de ellos tendría un defecto y dos virtudes. Así como que cada uno tuviese su función a la hora de cumplir su tarea.

En el caso de Kikazaru, el mono que no oye, su misión era la de usar la vista para observar las malas acciones de los hombres, y se las transmitía mediante la voz a Mizaru. Mizaru, el mono que no ve, no necesitaba de la vista porque su tarea era la de transmitir los mensajes entre Kikazaru e Iwazaru. Iwazaru, el mono que no habla, era el que escuchaba el mensaje de sus compañeros y decidía el castigo que los dioses usarían con los malvados.

Aunque hay quien plantea que su significado puede ser que, para permanecer limpios de espíritu es necesario que nos neguemos a escuchar las maldades, que no queramos ver las malas acciones y que tampoco digamos cosas malas de nadie.

Foto vía: three-monkeys

Publicado en: Leyendas

Tags: ,

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 comentarios

Comments RSS

  1. Isaac dice:

    Muy interesante che! Que alegria que alguien le de bola a los mitos ya que encierran muchas historias que nos ayudan a no perder la imaginación imaginación ! En que pensaban esta gente a la hora de escribir tales cuentos y leyendas verdad?

  2. JuanK dice:

    La discreción en su mayor expresión

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top