El Basilisco, rey de las serpientes

Imagen de un Basilisco

El Basilisco es conocido en la mitología europea como el “pequeño rey” o “el regente”. Este reptil se distingue de entre los demás seres mitológicos principalmente por ser el rey de las serpientes. El basilisco era un ser fabuloso que mataba con la mirada y que, por su propia seguridad tenía que evitar mirarse en un espejo. En cuanto a su apariencia, el basilisco tiene aspecto entre ave y reptil. Con cabeza de gallo, el cuello alto y ondulado, sus patas eran pequeñas y poseía alas como las aves. Se decía que tan solo los brujos podían enfrentarse a él para destruirlo.

Encontrar a un basilisco era un símbolo de mala fortuna, ya que producía la muerte de familias enteras. Los síntomas eran terribles, se producía una tos seca, que poco a poco te hacía adelgazar hasta quedar en los huesos. El resto de habitantes de la casa también caían enfermos hasta acabar todos muertos. Los brujos y sacerdotes pronunciaban conjuros y quemaban las casas donde se hallara el mal provocado por el basilisco.

La mayor fuerza del basilisco se encontraba bajo su intensa mirada, todo aquel que fuese mirado por la bestia moría súbitamente, pero por el contrario si el basilisco era descubierto primero, fallecía en el acto. Se alude a su origen como un ser engendrado por huevos de serpiente e incubado por un pollo. Por eso antiguamente cuando alguien encontraba huevos pequeños de serpiente, rápidamente los arrojaba al fuego, por el temor a que la bestia apareciera en algún momento. Las madres que amamantaban a sus pequeños eran unas de sus víctimas favoritas. Merodeaba por las noches, y aparecía a gran velocidad para no ser descubierto.

Según algunas antiguas leyendas, que servían  para engrandecer a héroes antiguos, se contaban historias feroces  contra la bestia. Por ejemplo se dice que el gran Alejandro Magno derrotó a un basilisco. Y en otras leyendas se contaba que el basilisco vivía en el desierto, fruto de su devastador paso rompiendo las piedras. Quemaba las cosechas,  envenenaba el agua, secaba el fuego, y enfurecía a los habitantes que se percataban de  su presencia.

Imagen de un Basilisco

La presencia de estos pobladores indeseados ha dado lugar cientos de historias para la posteridad, e incluso se han datado cuatro tipos diferentes de basilisco:

– El basilisco común, el descrito anteriormente, el que la población temía, temían a la comadreja.

– El basilisco Sauro, midían unos dos metros, con una inteligencia muy baja. Se desplazaban lentamente, a pesar de tener ocho patas, a diferencia de otros basiliscos, este tenía la capacidad de petrificar con su mirada.

– El basilisco Sauro Mayor, más inteligentes que los anteriores y de mayor tamaño. Según las leyendas eran defensores de tesoros, su aliento se conviertía en su mayor arma, capaz de destruir a sus atacantes.

– El Pirolisco, fue una variedad del basilisco común, pero con mayor fiereza, su aliento podía  quemar a cualquier persona,  inmunes a los conjuros y al fuego,  temían a diferencia del basilisco común, al fénix.

Recordad no vaguéis por los desiertos, bosques o pantanos solos, y si descubrís un basilisco, miradlo antes de que él os descubra, de lo contrario… que dios os asista.

Ten cuidado también con:

Publicado en: Mitología griega, Mitologia

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

4 comentarios

Comments RSS

  1. Adrián dice:

    La leyenda dice que Alejandro Magno mató al Basilisco al hacerlo verse a si mismo en un espejo

  2. OREOHEROE dice:

    que imbestiga primero y bien ya que segun las historias mas biejas cuantan que los basiliscos eran seres como gallos gigante con alas y segun alemania estaba infestada de ellos el ultimo fue encontrado en un subterraneo y asesinado

    lo extraño es que esto paso ase 70 años es desir existieron contestame porfavor da tu opinion

  3. jorge dice:

    SI ES SIERTO QUE EL BASILISCO NACE ASI
    ENTONCES LO INTENTARE
    POR QUE TENGO MI CHACRA

  4. Gerardo dice:

    que onda soy gerardo y ami me gusta mucho la cultura de los aztecas y me gustan las leyendas o mitos de estos
    gracias por esta lectura me gusto mucho

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top