La leyenda de Viracocha el mendigo

Viracocha

Una de las leyendas procedentes de las montañas del Perú nos habla del mismísimo dios Viracocha, quien en un intento por acercarse más a las inquietudes y corazón de los hombres, decidió tomar la forma de uno de ellos, concretamente de un mendigo. Con esta argucia, Viracocha quería además conocer hasta que punto los mortales podían llegar a ser generosos y egoístas, y bien que lo comprobó, ya que a lo largo de su peripecia, tuvo que lidiar con las peores facetas del ser humano.

Transformado en un sucio y harapiento pedigüeño, el disfrazado dios suplicaba una limosna por las calles, pero sus súplicas eran respondidas con indiferencia, insultos y hasta algunos golpes. Una vez que fue expulsado de la ciudad, el dios comenzó a planear su venganza contra los hombres, que tan mal le habían tratado, cuando de pronto, una mano se apoyó en su hombro y un humilde labrador le ofreció comida y alojamiento en su casa, además de un baño reconfortante.

Viracocha, ante tan generosa muestra de bondad, recompensó al labrador bendiciendo sus cultivos, que a partir de entonces, serían los mejores del pueblo, y logrando así que el dios se replantease sus ideas de castigar a la humanidad, ya que había visto que también existían hombres buenos, nobles y generosos. Cuando hubo abandonado su casa, prosiguió el falso mendigo su viaje, repartiendo bendiciones para los justos de corazón y castigos para los más egoístas entre los hombres.

Una vez que Viracocha completó su misión y recorrió hasta el último de rincones del pueblo, descubrió a los hombres su verdadera identidad y la misión que le había llevado a disfrazarse de mendigo. Ante tal revelación, los hombres aclamaron a su tan cercano dios, y aquellos que le habían despreciado no pudieron hacer otra cosa que sentirse avergonzados por ello.

Publicado en: Mitologia amerindia

Tags: ,

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 comentario

Comments RSS

  1. adriana dice:

    eata pagina es `locaso

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top