Cleopatra, la reina del Nilo

La muerte de Cleopatra

De Cleopatra se dice que fue hermosa, pero también hay quien asegura que su belleza radicaba en su encantadora personalidad más que en sus atributos físicos. Sea como fuera, la más conocida de las reinas de Egipto consiguió que dos grandes conquistadores, Julio César y Marco Antonio, sucumbieran ante ella. La hija de Ptolomeo XII Auletes fue la última reina del Antiguo Egipto y seguramente la más famosa. Fue el último exponente de la dinastía helenística descendiente de las conquistas de Alejandro Magno. Su encanto estaba a flor de piel, era la sangre. Hablaba en egipcio, griego, hebreo, sirio, arameo y latín, y, al parecer, para cualquier oído su voz era la música más dulce y embriagadora.

Cleopatra nació en el año 69 a.C. y murió en el año 30 a.C.. A los dieciocho años ya era heredera del trono. Su familia fue, durante todo su reinado, su mayor enemigo. En el año 48 a.C., su hermano, Ptolomeo, organizó un golpe de estado que la obligó a exiliarse en Siria. Pompeyo, aliado de su padre en Roma, huye de las tropas de Julio César hacia Egipto creyendo encontrar apoyo y se encuentra con la muerte. Julio César quiere solucionar las divergencias entre los hermanos que gobiernan Egipto y los cita en Alejandría. Cleopatra se ingenia para llegar al César por la noche a escondidas de los guardias de su hermano. Julio César intenta mantener la cordura manda a llamar a Ptolomeo. El general lee ante el pueblo egipcio el tratado por el que se dividen las gobernaciones, Cleopatra se queda con Alejandría y con Julio César.

El amor le dio poder y un hijo, Cesarión. Cleopatra estuvo en dos ocasiones en Roma pero se la vio siempre con desconfianza. En el 44 a.C., durante su segunda estancia en la capital del imperio, Julio César es asesinado, la unión con Egipto que intentaba llevar a cabo este para unificar el imperio mediterráneo no era bien visto por algún grupo de familias del senado. Cleopatra vuelve a Egipto.

Marco Antonio, amigo de Julio César, pide ayuda a Cleopatra para enfrentarse a sus opositores romanos en el año 41 a.c. Necesita apoyo marítimo en Tarso, Turquía, pero Cleopatra desconfía. Se encuentran en una embarcación de Cleopatra de lujo, con remos de plata y velas púrpuras. Para la ocasión se vistió como Afrodita, diosa del amor. En los cuatro días que duró el encuentro, Cleopatra decidió apoyarlo y pidió el asesinato de su hermana, una constante amenaza. Marco Antonio decidió quedarse en Egipto junto a ella. De esta unión nacen los mellizos Cleopatra Selene II y Alejandro Helios y posteriormente Ptolomeo Filadelfo.

Pero las prolongadas ausencias de Marco Antonio en Roma acrecentaron la oposición de la opinión pública. Su relación con la reina egipcia, también. Siguió la guerra civil, Marco Antonio fue derrotado más de una vez, finalmente un falso informe que aseguraba que Celopatra se había suicidado provoca que el general opte por terminar con su vida del mismo modo.

Por otra parte, la reunión que tiene Cleopatra con Octavio, el principal enemigo de Marco Antonio, no da el resultado esperado ¿habría perdido encanto la reina?. Cleopatra no pudo con este nuevo rival, frío y calculador, y ante la idea de convertirse en esclava del reino del que había sido soberana, pide a sus criadas una cesta de frutas, y que dentro metan una cobra venenosa. Era finales de agosto del año 30 a.c. y ese fue el último deseo de la ya mítica reina del Nilo.

Sigue leyendo en:

Publicado en: Personajes con Historia

Tags: ,

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 comentario

Comments RSS

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top