- Sobre Leyendas - https://sobreleyendas.com -

Orígenes de las leyendas sobre hombres lobo

Para toparnos con los orígenes de las creencias sobre la existencia de hombres-lobos deberíamos remontarnos hasta la Edad Antigua. Ya en Grecia y Roma creían firmemente en este tipo de seres, bastante antes de que religiones como el catolicismo asomaran la cabeza. Sorprendentemente, aún hoy día hay mucha gente que cree firmemente en la existencia de este tipo de seres.

La mayoría de las escenas y rasgos que el común humano atribuye al hombre-lobo son puros inventos de los escritores modernos. Por ejemplo, el hecho de que se les pueda asesinar con una bala de plata, es un dato que para nada aparece en las leyendas tradicionales. También el que los hombres-lobo se transformen en Luna Llena, es un dato que un cronista medieval (Gervase de Tilbury) introdujo en las noticias de la época.

Como no en todos los países del planeta existen lobos, cada lugar tiene su propio ser temible, así por ejemplo en la época precolombina en América, creían en la existencia de hombres-jaguar, en África todavía hoy se cree en los hombres-hiena u hombres-leopardo, y en la India se tiene la idea de que los tigres enemigos de los hombres pueden tomar la forma de éstos para atraerlos. No se sabe con certeza, pero se tienen serias sospechas de que el mito de los hombres-lobo se originó en tierras europeas.

A las causas por las que un hombre (ya que este mito es exclusivamente masculino) podría convertirse en hombre-lobo, la mas extendida es ser mordido por uno de ellos, sin embargo también existen otras muchas, relacionadas todas ellas con ser víctima de un mago negro. La explicación del mito en todos los casos sería la pérdida de habilidad social por parte del hombre-lobo. Estos seres, sufren muchísimo durante su transformación, llegando a perder por completo todo razonamiento humano, y volviéndose por ello peligrosos incluso para sus seres queridos mas cercanos.

Los brujos y magos negro pueden tomar voluntariamente forma de lobos, en lugar de hombres lobo.

Todavía hoy nos han llegado legados tratados sobre cómo llegar a transformarse en uno de estos seres. Así, Ralston, en sus “Canciones sobre la gente rusa” da una forma de encantamiento que aún es familiar en Rusia. También se dice que cuando una mujer da luz a seis niñas, nacerá un séptimo varón y será un hombre-lobo, aunque éste último dato varía en los folclores de gallegos, portugueses, argentinos y brasileños, en donde es el séptimo hijo varón el que sufre la transformación. Semejante creencia llegó a ser creída de tal manera que incluso en Argentina dieron a luz una ley en la que el Presidente es el padrino de todos los séptimos hijos varones, intentando de esa manera reducir considerablemente el porcentaje de abandono de niños con esas características.

No todos los hombres lobo son iguales, así existen diferencias entre quienes son hijos de brujos y magos negros, que se transforman voluntariamente, y quienes sufren al ser víctimas de los mismos. De esta manera, los brujos mantienen una mente lúcida estando transformados, y sin embargo los hombres lobo víctima de ellos pierden toda conciencia humana durante su transformación.

La abundante ingesta de cornezuelo (del que se deriva el LSD), parece haber sido el desencadenante de multitud de alucinaciones en la Europa de los siglos XVIII y XIX, provocando de esta manera que surgieran multitud de leyendas sobre visiones de hombres-lobo. Sin embargo hay muchas partes del mundo donde no existe el cornezuelo, por lo cual esta teoría es seriamente cuestionada por muchos expertos sobre el tema.

Multitud de escritores con mayor o menor fama y hasta la actualidad han echado mano del mito de los hombres-lobo. Incluso J.K. Rowling, la famosísima autora de la saga de Harry Potter.