El fantasma de la mujer de negro de Cheltenham

Pittville Circus Road St Annes

Garden Reach es una casa de estilo victoriano que fue construida en Cheltenham, en el condado inglés de Gloucester, durante la década de 1860. La primera familia que allí se instaló fueron los Swinhoe.

Pasado un tiempo, Henry Swinhoe se quedó viudo y comenzó a beber. A pesar de todo, volvió a encontrar esposa, y dos años después una nueva señora Swinhoe se instaló en la casa. Su nombre era Imogen y también era aficionada a beber.  Henry decidió esconder las joyas de su primera esposa para guardarlas como herencia para los hijos que tuvo con ésta. Se cree que Imogen no estaba de acuerdo. Terminó abandonándolo, poco antes de que él muriera en 1876. Imogen murió en 1878 y nunca, al menos mientras estuvo viva, volvió a la casa.

Garden Reach fue comprada más tarde por una pareja de ancianos. Tan sólo 6 meses después, ella era viuda y finalmente abandonó la casa que quedó vacía durante 5 años.

Fue entonces cuando llegaron los Despard, concretamente en abril de 1882. Los nuevos inquilinos eran el capitán F.W. Despard, su segunda mujer, sus hijos y algunos sirvientes. La hija mayor, Rosina, no tardó mucho en descubrir que aquella casa no era como las demás. Una noche escuchó ruidos tras su puerta y al abrir no había nadie, pero pudo ver con total claridad, en lo alto de las escaleras, a una mujer de aspecto espectral. A partir de ese momento las apariciones se hicieron frecuentes, tanto de día como de noche.

Rosina la describía como una mujer alta, vestida de negro, con la cara cubierta con el pañuelo que llevaba en su mano derecha y con la mano izquierda metida dentro de la manga del vestido. Esta descripción coincidía con la dada por otros habitantes de la casa que también pudieron verla.

El fantasma de Cheltenham

Rosina intentó captarla con cámaras fotográficas de la época y colocó “trampas”, como un hilo en la zona de la escalera por la que solía pasar, para comprobar si tenía cuerpo físico o era sólo un espectro. Incluso llegó a hablarle, pero sólo obtuvo un quejido como respuesta.

Durante los años siguientes, Rosina escribió minuciosamente cada detalle e historia vivida en aquella casa con aquella misteriosa mujer de negro. Al parecer, el fantasma iba perdiendo fuerza o interés, pues sus apariciones cada vez se fueron distanciado más unas de otras. En el año 1889, ya sólo se oían sus pasos de vez en cuando.

Los diarios de Rosina fueron posteriormente estudiados por la destacada Sociedad de Investigación Psíquica, cuyos miembros se asombraron de la cantidad de información precisa que proporcionaban sobre el caso. Fue entonces cuando se empezó a considerar que podía ser el espíritu de Imogen, movido quizás por el ansia de encontrar las joyas que Henry no le quiso dejar en vida.

Finalmente, en 1892 la familia Despard abandonó la casa, pero su historia no acaba ahí.

En 1898 se convirtió en internado infantil, y las apariciones siguieron. Entre 1958 y 1962, un vecino de una casa cercana dijo haber visto en su habitación a una mujer extraña. Poco después también su hijo y su hermano llegaron a verla en varias ocasiones. Después otras personas de la zona la vieron, pero no se sabe nada más de ella desde 1974. ¿Encontraría finalmente lo que andaba buscando?…

Hoy la casa se ha reformado para transformarla en un complejo de apartamentos y es conocida como St. Anne’s House.

– Puedes leer otras historias inquietantes en:

Fantasmas en Inglaterra

Publicado en: Fantasmas

Tags: ,

Imprimir


3 comentarios

Comments RSS

  1. lawrences dice:

    es mejor la leyenda

  2. jaime salcedo lamus dice:

    la leyenda tendra alguna relacion con laS Peliculas,pienso que poca.

  3. Brenda dice:

    No tiene relación con la película, aun asi esta muy buena.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top