Pazuzu, el demonio del viento

Pazuzu

El demonio Pazuzu, hijo del dios Hanbi (o Anu), fue venerado en tiempos del Imperio Asirio, el imperio Acadio y de Babilonia, aproximadamente entre los años 800 a.C. y 550 a.C., un ser temible al que se suele representar con una cabeza similar a la de un perro o un león, un cuerpo semi-humano con el torso cubierto de escamas, cola de escorpión, alas, garras de águila y un miembro viril terminado en la cabeza de una serpiente. En la mayor parte de sus representaciones aparece con la mano derecha alzada y la izquierda hacia abajo, una postura que simboliza el ciclo de creación y destrucción, la dualidad de la vida y la muerte.

Pazuzu puede ser considerado tanto una entidad malévola (era uno de los 7 demonios malignos) como benigna, dependiendo de si los mortales le ofenden y debe castigarles o si por el contrario éstos le complacen y quedan bajo su protección. El principal papel que cumple en favor de los hombres es protegerles de los vientos que traen la enfermedad y la muerte, principalmente del viento del Oeste al que se consideraba como el portador de plagas, del delirio y la fiebre.

Se le veneraba como protector de los recién nacidos, y era práctica común el tener amuletos con la efigie de Pazuzu en los dormitorios para la protección de los bebés, además de los colgantes que lucían en sus cuellos las mujeres embarazadas. Pazuzu también podía ser invocado para que ahuyentase a otros demonios menores, obligándoles a volver a los infiernos mediante su poder. Como contrapunto, su pareja y principal enemiga era Lamashtu, un demonio femenino que devoraba las almas de los recién nacidos y de sus madres.

Como curiosidad hay que destacar que Pazuzu es el demonio que posee a Regan en la película “El Exorcista” de William Friedkin, y su estatua se nos muestra en la excavación arqueológica del principio; y en un tono más humorístico se nos presenta como la gárgola-mascota del profesor Farnsworth, en la serie de dibujos animados Futurama.

Publicado en: Mitología mesopotámica

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 comentarios

Comments RSS

  1. Alberto dice:

    El Imperio Acadio, no Acadia.
    Saludos

  2. Luz Marina dice:

    No lo puedo leer. No se que pasa pero el mouse no sigue corriendo y no puedo leer todo el articulo. Asi me pasa con Historia General.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top