Chalchiuhtlicue, diosa azteca del Amor

Chalchiuhtlicue

Chalchiuhtlicue (Matlalcueitl para los tlaxcaltecas) es la diosa del amor dentro de la mitología azteca, la belleza y las aguas de ríos, lagos, tormentas, mares, protectora de los navegantes y patrona del bautismo, siendo una de las principales deidades en el México precolombino.

En el mito creacionista azteca de los Cinco Soles Chalchiuhtlicue fue la diosa principal del cuarto ciclo, en el que el mundo entero quedó anegado bajo las aguas tras una portentosa inundación, y en el que los hombres fueron transformados en peces para evitar que perecieran. Tal era la relevancia de esta diosa para los antiguos habitantes de México que en la ciudad de Teotihuacan existe una enorme escultura de 20 toneladas de peso en su honor.

Conocida con el sobrenombre de “La de la falda de Jade”, en la mayoría de mitos se la reconoce como pareja dual de Tlaloc (dios de la lluvia) y como la madre del dios lunar Tecciztecatl, habiendo sido creada por los cuatro Texcaltipocas.

Generalmente se la representa como una joven de hermosos rasgos, con los ropajes propios de la nobleza y portando un chal y una falda de llamativo color verde jade de la que parece surgir una corriente de agua, en la que flotan o nadan dos bebés (un niño y una niña), aunque en ocasiones se representa a un bebé con ambos sexos. Esta corriente que surge de su falda de jade se asocia a las aguas puras y cristalinas, siendo elaboradas en piedra verde la mayor parte de sus estatuillas y representaciones.

En sus manos porta dos objetos, en la derecha lleva un báculo que representa los rayos del cielo y en la izquierda una bolsa de la que surgen las nubes, aunque también se pueden encontrar pinturas y estatuas en las que lleva una cruz, símbolo de los cuatro vientos que traen las lluvias a las cosechas y también de la fertilidad.

Publicado en: Mitología azteca

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 comentarios

Comments RSS

  1. Los aztecas le daban mucha importancia a la educación, es por esta razón que la educación era obligatoria para todos, ya fueran niños o niñas. Intentaban que la educación fuera igual para ambos sexos, pero los niños siempre recibían una educación más amplia que las niñas. Podemos decir que la civilización azteca tenía una buena educación en comparación a otras culturas.

  2. Zyanya Nochipa dice:

    Importante que publiquen las historias y leyendas prehispánicas, pues es el modo más fácil en que se conocen nuestras raíces. Gracias.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top