La mala visión, leyenda de Paraguay

Mala vision

La Mala Visión es una antigua leyenda de Paraguay que nos hace reflexionar sobre el peligro de no controlar los celos, y de los males que éstos pueden desencadenar cuando se llega a los extremos. La historia comienza con una pareja de amantes que decide casarse y comenzar a vivir juntos, los primeros meses todo es maravilloso entre ambos, hasta que la mujer comienza a notar que su marido llega tarde a casa con mucha frecuencia. Los reproches iniciales dieron paso a acaloradas discusiones y finalmente a las acusaciones de infidelidad.

Al ver que la situación no mejoraba el hombre decidió no discutir con su mujer, lo que hizo crecer en ella las sospechas aun más, y las cosas se tornaron irreparables cuando él empezó a buscar consuelo y comprensión en otras mujeres. Una vez que sus temores finalmente se tornaron reales, la mujer decidió terminar con aquella situación de la peor de las maneras, asesinando a su marido.

Así que le esperó escondida en la sombra de su casa con un garrote en la mano, y cuando su marido volvió descargó todo su odio contra él, matándole de un fuerte golpe en la cabeza. Después llevó su cuerpo a una cueva apartada, donde lo recubrió de hojas y ramas y le prendió fuego, dando por finalizada su desgracia. Durante los siguientes días cuando un vecino le preguntaba por su marido ella respondía con desdén que seguramente “se habrá marchado con cualquier mujer”.

Pero una semana más tarde, durante una noche de tormenta la viuda se encontraba en casa cuando de pronto una de las ventanas saltó en pedazos, y pudo contemplar horrorizada como el cuerpo aun ardiendo de su marido entraba por ella. Se dice que ella murió en el acto víctima del miedo, aunque nunca se pudo saber con seguridad ya que las llamas devoraron hasta el último rincón de la que fuera su nido de amor tiempo atrás.

A partir de aquí la leyenda se divide en dos vertientes principales, en una de ellas se nos habla de que el espíritu del marido aun vaga por los bosques y senderos aullando de manera terrible cuando ve a alguien caminando a solas; en la otra se nos cuenta que fue la mujer la que se convirtió en un espíritu errante al que se llama “Mala Visión”, debido a que ataca a las personas que hacen caso de sus lamentos, pudiendo dejarlas sin habla para siempre o incluso matarlas.

Publicado en: Leyendas

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top