La Pisadeira, leyenda de Brasil

Pisadeira

En algunas historias y leyendas de Brasil, sobre todo en los estados de São Paulo y Minas Gerais, se menciona a una espeluznante figura femenina conocida como la Pisadeira, una mujer anciana de aspecto desmadejado a la que se considera como la materialización misma de las pesadillas. Se la describe con un cuerpo muy delgado, casi esquelético, un largo y sucio pelo negruzco y unas manos dotadas de largas uñas como garras, afiladas y amarillentas.

El único sonido que emite es una estridente risa en forma de carcajadas, que surgen de su boca siempre abierta y llena de dientes putrefactos, una risa que por lo visto sólo pueden escuchar aquellos que son elegidos por ella.

Se dice que la Pisadeira ronda por los tejados durante la noche, buscando la oportunidad perfecta para adentrarse en alguna casa y atacar a sus incautas víctimas. Normalmente elige los momentos posteriores la hora de cenar, cuando la digestión produce una mayor somnolencia, y resulta más difícil para el desafortunado elegido el despertarse a tiempo.

Mientras las víctimas duermen, la Pisadeira se sube sobre su vientre y pecho y los oprime con todo su peso, provocando una lenta asfixia. Esta asfixia es la forma que tiene la Pisadeira de paralizar a la víctima, que aunque llegue a despertar, asistirá conscientemente al ataque sin poder mover ni un músculo en su defensa. En la mayor parte de las ocasiones sus víctimas serán encontradas sin que se encuentre motivo o explicación para su fallecimiento, ya que  no recurrirá a la fuerza a menos que sea imprescindible.

Esta criatura posee una fuerza mucho mayor de la que aparenta con su raquítico cuerpo, y según la leyenda se alimenta y hace más fuerte con el miedo de sus víctimas, a las que puede atacar en más de una ocasión para tomar nuevas energías. Sus ataques pueden durar desde unos pocos minutos hasta varias horas, todo depende de cuanto se divierta la Pisadeira, alimentándose de nuestro miedo como un vampiro lo hace con la sangre.

Foto vía: ocalafrio

Publicado en: Leyendas

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top