Kuan Kung, el dios de las artes marciales

Kuan Kung

Según nos cuenta la leyenda, un pequeño niño de origen humilde nacido aproximadamente en el año 162 terminaría por convertirse en un dios, concretamente en el dios de la guerra y de las artes marciales, formando parte así de la fascinante mitología china. Su nombre era Yu Kuang y fue ejecutado a los 58 años de edad por su negativa a unirse a las tropas enemigas tras su derrota. A su nombre se agregó el título Kung, símbolo de respeto sólo concedido a las personas dignas de admiración.

Kuan Kung vivió su vida basándose en la sencillez y la humildad, además de profesar un gran amor por la cultura y los estudios, así como a la aplicación de las leyes y la justicia, y debido a su influencia se le mencionó en el conocido Romance de los 3 Reinos. En China, su imagen es sinónimo de valor, respeto y sabiduría, así como de rectitud y moral, y se le venera como patrón de militares y políticos en referencia a sus dotes para la rectitud y la honestidad, cualidades que ambos grupos deben poseer.

Una de las historias que nos explica su valor es la que cuenta que fue herido en un hombro por un proyectil envenenado, y que pese a que se extrajo la flecha, el veneno llegó hasta el hueso. La operación, según le dijo el médico, sería extremadamente dolorosa, pero Kuan Kung lejos de amilanarse, estuvo durante todo el tiempo de charla con sus amigos, e incluso jugando a juegos de mesa. Durante su vida se le conoció además como el “Duque de la Fidelidad y la Sabiduría“, e independientemente de la corriente filosófica (ya sea taoísmo, budismo o las enseñanzas de Confucio), es frecuente ver su imagen dentro de los hogares, en ocasiones en actitud desafiante y en ocasiones como un reflexivo lector. Estas son las dos facetas principales de su personalidad.

El arma favorita de Kuan Kung es la llamada Yīguàn Dao, una lanza de 2 metros de altura y unos 40 kg de peso medio, y que actualmente forma parte de las principales armas del Kung Fu. Es por su influencia y cualidades por lo que muchos de los practicantes de este arte marcial le dedican una oración a diario.

Publicado en: Leyendas

Tags: ,

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 comentario

Comments RSS

  1. pintero dice:

    Deslumbrante relato. Tiene los valores que hoy día hacen mucha falta.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top