Los Cenotes de Yucatán

Cenote

Al sur de México, en la península del Yucatán, se encuentra la mayor concentración de cenotes del planeta, con una gran cantidad de ellos aun por explorar. Estas cavidades parcial o totalmente sumergidas forman auténticos laberintos, y a no ser que se disponga de un equipo de buceo adecuado y mucha experiencia en este tipo de inmersiones, pueden resultar muy peligrosas. Quizá sea el misterioso encanto que poseen sus calmas aguas, o quizá el hecho de que en mucho de ellos apenas llegue la luz del sol, lo cierto es que más allá de su belleza natural, los cenotes fueron los lugares sagrados por excelencia de los Mayas.

La formación de los cenotes se la debemos a los sedimentos calcáreos depositados durante el periodo cretácico, y que por acción de la erosión se fueron horadando, creando más de 600 kilómetros de cavidades, pasillos y túneles por debajo del suelo de la selva, y muchos de ellos son accesibles a través de agujeros en el suelo aunque otros necesitan de equipo para bucear. Su nombre proviene del término maya d’zonot, que se puede traducir como “cueva con agua”, y generalmente carecen de cualquier tipo de vida animal, aunque en el caso de la vegetal está muy presente, sobre todo en forma de raíces de árboles que atraviesan la roca en busca del agua subterránea.

Para los Mayas tenían un significado mucho más profundo, además de ser considerados como lugares donde el agua no había sido corrompida por la luz solar, eran las puertas al inframundo, una forma de adentrarse en el mundo de los espíritus. Los cenotes contaban con un temible guardián según la tradición maya, la serpiente Tzukan, quien se encargaba de proteger dicha entrada al inframundo, acabando con la vida de aquel que pretendiese profanar los sagrados lugares.

Muchos cenotes de México cuentan con ruinas de ciudades y templos en sus proximidades, y en el interior de muchos de ellos se han hallado restos de ceremonias rituales, desde piezas de cerámica y metal hasta restos humanos de sacrificios. La labor de investigar estos lugares resulta muy compleja debido a la geología y la erosión, que han obstruido canales e inundado zonas que antes permanecían secas, hecho que explicaría la gran cantidad de restos hallados en el interior de cuevas aparentemente inaccesibles.

Foto vía: tectonicablog

Publicado en: Lugares misteriosos

Tags: , ,

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 comentario

Comments RSS

  1. arturo dice:

    muy buena info

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top