El Sumiciu, el travieso ladrón asturiano

El Sumiciu

Uno de los duendes hogareños por excelencia de la mitología asturiana es el Sumiciu, y aunque sea mucho menos conocido por todos que su compañero el Trasgu, es notablemente más travieso (e incluso malvado) que éste, llegando a sacar de sus casillas a quienes han de convivir con él en su hogar. La principal actividad a la que se dedica el Sumiciu es a quedarse con cualquier objeto que le guste, provocando la consiguiente pérdida de paciencia entre los humanos que, seguros de haber dejado el objeto en un lugar, no son capaces de volver a encontrarlo jamás. De hecho, se dice que aunque logremos deshacernos del Sumiciu, los objetos robados son muy difíciles de recuperar.

En Asturias es muy popular la expresión “llevolo el Sumiciu“, haciendo referencia a algún objeto que no se logra encontrar. Pese a la tortura que puede suponer este duendecillo, su diminuto tamaño lo hace casi imposible de detectar, lo cual le da pie para hacer de las suyas.

Pero no se atribuye al Sumiciu una desaparición a la ligera, sino que deben darse algunas condiciones como por ejemplo que el objeto estuviese a la vista hace unos segundos, que fuera a ser utilizado en breve o que se encontrase previamente al alcance de la mano.

Curiosamente, sólo le gusta apropiarse de objetos necesarios, útiles o que creemos tener a buen recaudo, y se divierte mofándose de sus víctimas mientras buscan sus pertenencias sin ninguna probabilidad de éxito. El robo de objetos no es la única actividad a la que se dedica el Sumiciu, sino que también es capaz de roba personas, haciéndolas desaparecer gradualmente, siendo los niños sus víctimas preferidas. También es aficionado a intercambiar cosas, como por ejemplo, rellenar los barriles de vino con agua.

La única forma de evitar ser molestados por este pequeño y travieso ser es el rezar una oración a San Antonio, pero sin cometer el más mínimo error, ya que, de lo contrario, no volveremos a ver los objetos que nos fueron robados por él.

Foto vía: Aidart

Publicado en: Mitologia, Mitologia asturiana

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 comentario

Comments RSS

  1. akralys dice:

    este articulo es muy buen para los trabajos yo he hecho uno y he sacado un 10 sigue asi jaime

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top