El tesoro oculto de los Templarios

Templarios

La Orden de los Caballeros Templarios ha suscitado, tanto durante su vigencia como tras su despiadada “disolución”, una gran cantidad de mitos, leyendas e historias. Y es que esta antigua orden poseía todos los elementos para resultar atractiva e intrigante: austeridad, firmeza en sus convicciones y en su fe, sabiduría y sobre todo su búsqueda constante de iluminación, bien por sus heroicos actos como por la recopilación de reliquias cristianas.

Los Templarios fueron perseguidos y aniquilados por motivos más económicos y políticos que religiosos, aunque la principal causa del proceso fuera (a ojos del público) su supuesta conducta herética, siendo acusados de adorar a una misteriosa figura llamada Baphomet.

Pero seguramente el objetivo de esta purga fueron las riquezas y reliquias que acumularon los Templarios durante su corta existencia. No debemos olvidar que los Templarios, a pesar de respetar el voto de pobreza y austeridad, llegaron a ser una potente entidad financiera internacional. Ni el rey Felipe el Hermoso ni el Vaticano, representado por Clemente V, vieron esto con buenos ojos.

Jean de Chalons confesó, tras terribles torturas, que cincuenta Caballeros Templarios habían escapado de las detenciones, y que marcharon en dirección al puerto de La Rochelle con gran parte del tesoro para esconderlo. Una vez que fue repartido en dieciocho buques, las naves partieron con rumbo desconocido, excepto para el responsable de la operación, Gerardo de Villiers. Hoy en día conocemos el destino de todas las naves templarias, así como algunos sucesos protagonizados por los templarios en Escocia, Portugal y otros lugares, pero ignoramos el lugar donde lo escondieron o qué era este tesoro.

Con toda seguridad, la mayor parte de este tesoro eran los conocimientos adquiridos durante sus viajes, así como durante sus numerosos contactos con otras culturas y religiones. También se ha especulado mucho sobre el hecho de que custodiasen reliquias como la Mesa de Salomón, el Arca de la Alianza o incluso el Santo Grial, pero todo esto (de momento) no son más que conjeturas. Sin embargo, uno de los mayores tesoros que poseyeron los templarios fue el conocimiento de una tierra más allá del Atlántico, una tierra que sería “descubierta” oficialmente mucho después.

La primera pista sobre los viajes de Templarios al nuevo continente la encontramos en la capilla de Rosslyn, erigida por el Conde Saint Clair, en la que encontramos algunas mazorcas de maiz talladas como adornos.

Esta es una de las muchas pruebas que sustentan el relato del príncipe escocés Henry Saint Clair, quien decía haber viajado con los hermanos Zeno, unos expertos navegantes de origen veneciano, al continente americano con la intención de fundar una colonia. Acompañados por una tripulación de 300 hombres, pasaron en tierras más allá del Atlántico la primavera del 1399, para luego regresar a Escocia.

Pero este viaje no fue el de descubrimiento, ya que, según otros indicios, los Templarios arribaron a las lejanas costas del nuevo mundo alrededor del año 1272, y a las de México en el año 1307. Existe un sello fechado en 1214, cuyo lema reza Secretum Templi, y en el que podemos ver a un hombre extrañamente adornado con lo que parece ser un curioso adorno de plumas. También podemos ver a un personaje parecido a un indio con grandes orejas representado en un lateral de la Catedral de Borgoña.

Quizá fueron las riquezas conseguidas allende los mares la clave de su rápida y meteórica expansión, y también la baza para convertirse en un competidor económico para Francia, al menos en la mente de Felipe el Hermoso.

Publicado en: Organizaciones Secretas

Tags: , ,

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

8 comentarios

Comments RSS

  1. HISTORIAS ANTIGUAS SIEMPRE NOS DEJAN ALGO PARA PENSAR RECREANDOLA TAMBIEN EN NUESTROS TIEMPOS

  2. maestro espiritual dice:

    Dinero, dinero, dinero, solamente vemos eso, la señal de Hitler, sale, en los sacerdotes egipcios, en los budas, que actualmente se puede ver, hace tiempo cayó, del cielo un meteorito, una piedra, pues era un Buda,con la señal, de Hitler, de hierro, 20 cm de largo y lo guardaron, como un secreto, los templarios jamás , tuvo esta señal como algunos comentan, yo práctico rituales de Salomón, y no hay ningún ritual como eses, los rituales van acompañados de religión y energía, y puedes hacer el bien o el mal, por eso es un secreto, pero el que lo descubre, puede hacer una de esas dos cosas, es mejor hacer el bien,por el bien de todos

    ,

  3. Manuel jesus belmonte lopez dice:

    Dios dijo aced el bien y no sepais a kien eso me lo enseñaron desde pequeño y es berdad te sientes orgulloso cuando lo aces y tienes posibilidades de acerlo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top