La misteriosa máquina de Antikitera

Maquina de Antiquitera

La historia oficial nos cuenta que, hasta la llegada de Galileo, nuestros antepasados no contaron con un método preciso para calcular la posición de los planetas. Debido quizá a la inexacta teoría geocéntrica de Ptolomeo, a la hora de predecir cualquier movimiento astrológico surgían problemas por todas partes.

Pero existe un objeto que nos obliga a replantearnos nuestro concepto del pasado: la extraña máquina de Antikitera.

Este artefacto, cuyo origen sigue siendo un misterio, fue rescatado del fondo del mar en el año 1900, nada menos que de la bodega de una galera del año 80 a.C. que naufragó en las costas de Antikitera (al sur del Peloponeso). Durante casi medio siglo pasó inadvertido a los arqueólogos, hasta que Dereck de Solla Price se fijó en él y comenzó a investigarlo.

Tras un minucioso proceso de restauración, Dereck descubrió que la Máquina de Antikitera constaba de una rueda central con 250 dientes, a la que se acoplaba un complejo sistema de 40 ruedas (todo ello montado en un solo bloque) y cuya finalidad era la de predecir los movimientos del Sol, la Luna, Venus y Marte.

Este antiguo calendario astronómico poseía un mecanismo de relojería mucho más complejo de lo que podemos esperar del siglo I a.C. e incluso en siglos posteriores, y nos lleva a preguntarnos hasta que punto es fiable nuestra percepción de la historia.

Tristemente, no sabemos nada acerca de su constructor o constructores, lo que si podemos afirmar es que hace más de 2000 años existía gente con conocimientos mecánicos muy superiores a lo que la historia nos tiene acostumbrados.

En cuanto a la astronomía, resulta que, tras varios siglos de represión a la ciencia por parte de la iglesia, de tantas personas enviadas a la hoguera durante los últimos 2000 años por tratar de desvelar los misterios del firmamento, antes del nacimiento de Cristo ya había quienes sabían todo esto.

Como se suele decir: No hay nada nuevo bajo el sol.

Publicado en: Misterios de la Ciencia

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top