Baphomet y la Orden del Temple

Baphomet Gargola

Una de las más arraigadas leyendas populares sobre los Caballeros Templarios, es la que nos cuenta que adoraban a una especie de cabeza, adornada con cuernos, de ojos vivos como el fuego y larga barba puntiaguda, a la que llamaban Baphomet. Tanto el inestable Felipe IV como el papa Clemente V usaron este argumento para disolver la orden y enviar a sus principales miembros a la hoguera.

Pero no hay que olvidar que este tipo de confesiones solían obtenerse por medio de prolongadas y crueles torturas, y que muchas de las cosas que terminaros “confesando” los templarios carecían completamente de fundamento. Ejemplos de ello son que debían ponerse el hábito para después escupir sobre la cruz, o que los iniciados debían besar todos los orificios corporales del Maestre antes de ingresar en la orden.

Dejando de lado las tramas políticas que llevaron a la destrucción del Temple, lo que no está tan claro es si la figura de Baphomet fue un invento de las autoridades para acusar a los templarios de herejía o si fue algo real, puesto que incluso se le cita en los manuscritos del Mar Muerto.

Algunas teorías sostienen que quizá se trató de algún tipo de conocimiento que podía poner en peligro los cimientos del catolicismo. No una entidad o deidad en sí, sino una corriente filosófica que quizá influyese al mismísimo Jesús de Nazaret. En los textos apócrifos del Mar Muerto, hay numerosas alusiones a esta palabra que, si usamos el código “atbash” (consistente en reemplazar cada letra por su opuesta en el abecedario) en hebreo, obtendremos de Baphomet la palabra Sophia (saber o conocimiento).

Otras teorías nos hablan de que era una prueba de la conversión al islam de los templarios, ya que Baphomet es una palabra que proviene del francés antiguo y que significa “Mahoma“.

Lo cierto es que los templarios bien pudieron aceptar algunas normas del islamismo, por su prolongada estancia en Tierra Santa, pero nunca abandonaron el catolicismo (más bien fue al contrario).

Foto vía: whattoseeinparis

Publicado en: Organizaciones Secretas

Tags: ,

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

3 comentarios

Comments RSS

  1. Filadelfo. dice:

    Complicado el asunto.

  2. orochi dice:

    lo de que los templarios adoravan al diablo es pura basura, los acusaron solo para qutarles todo poder, titulos, dinero,ect fue simplemete pura ambicion, ellos defendiero a la iglesia con todo su corazon y los reyes y los dirigentes de la iglesia de esa epoca los tracionaron.

  3. Jaime Marquez dice:

    No puedo estar más de acuerdo contigo, lo del culto fue la excusa para enjuiciarlos.

    Como se suele decir “poderoso caballero es Don Dinero”.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top