Polybius, el juego más peligroso de la historia

polybius

El nombre de Polybius hace referencia a un videojuego arcade que ha dado vida a una de las leyendas urbanas, con respecto a videojuegos, más famosas de la historia.

Las teorías de conspiración nos encantan, y a pesar de que con el tiempo muchos han sido los que han desmentido una y otra vez esta historia, tirando por tierra todos sus argumentos, lo cierto es que siempre queda una duda de si Polybius realmente existió.

La leyenda, de origen desconocido, dice que fue lanzado al público en 1981. Esta sería la fecha elegida por una misteriosa compañía llamada Sinnesloschen (Pérdida de los Sentidos) para distribuir un gran número de máquinas recreativas por Oregon.

Los jóvenes que jugaron durante el tiempo que se mantuvo en los recreativos, comenzaron a experimentar unos efectos secundarios un tanto extraños. Pesadillas por la noche, pánico inexplicable, episodios de odio injustificado, pérdida de memoria y estrés. Según se comentó posteriormente, este tipo de juego podía provocar locura en incluso incitar al suicidio. Sin duda alguna una máquina creada expresamente para acabar con la vida de personas.

Muchos de los testigos aseguraban ver a hombres vestidos de negro observando durante todo el día las máquinas y tomando notas sobre los comportamientos de sus usuarios, así como de aquellas personas que alcanzaban mayor puntuación. Evidentemente son cosas que no se pueden probar, pero forman parte de esta leyenda.

En el lado más extremo de la leyenda, hay quien dice que muchos jugadores comenzaban a percibir rostros fantasmales a su alrededor, mientras jugaban, que podían ser visto de forma fugaz por el rabillo del ojo. También aseguran que de vez en cuando en la pantalla salían mensajes subliminales, difíciles de leer. Incluso hay quien asegura que en un momento dado aparecía de forma velada la frase “Kill Yourself”.

Muchas son las series, programas y juegos que se han hecho eco de esta leyenda. Por ejemplo, los Simpson tienen un capitulo en el que sale la supuesta máquina asesina con un cartel que pone propiedad de los EEUU. En uno de los juegos de los Sims también hay una máquina recreativa que intentaría ser una parodia de la leyenda.

A pesar de que constantemente se ha dicho que este juego nunca existió. Lo cierto es que por internet se pueden encontrar toda clase de recreaciones que imaginan como habría sido en el caso de que efectivamente hubiera existido.

Foto vía: akiranuse

Publicado en: Leyendas Urbanas

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

5 comentarios

Comments RSS

  1. FILADELFO FIGUEROA dice:

    En mi país, Colombia pululan las maquinitas, cuyos juegos consisten en que quien la ejecuta, se enfrenta aun grupo de mercenarios. Al final del juego, se ve sangre esparcida por el piso. Una noticia registró el hecho en el que un niño que estaba jugando, cuando terminó, se fue a su casa, tomó una escopeta y mató a otro niño. En países como el nuestro; tercer mundista, es común este tipo de conductas. La internet también pone su cuota, al facilitar escenas pornográficas. Son recurrentes las violaciones. Así se construyen nuestros mundos.

  2. pita dice:

    esto ya es algo mental todo depende de las personas y el enfoque k la persona tiene respecto a los efectos q resive del juego todo es responsable d uno mismo

  3. malejha dice:

    hola..yo tambien soy de colombia, y aunqne es verdad la parte del comentario de FILADELFO que dice que abundan las maquinitas, el resto es ficcion y amarillismo puro, es cuestion de el contexto en que se toma.

  4. Jaime Marquez dice:

    En defensa de los videojuegos debo decir que pueden ser educativos, entretenidos y hasta cumplir una función de agilizar la mente. Por supuesto, todo ello depende en gran medida del tipo de videojuego, de quien lo haya hecho y a que público vaya dirigido.

    En contra de ellos hay que decir que, en mentes inestables o con dificultad para discernir entre realidad y ficción, pueden resultar peligrosos, sin duda.

    Poniéndome a mí mismo como ejemplo, yo soy un apasionado de este mundillo, y reconozco que me gustan tanto los juegos violentos (Battlefield, GTA, Gears of War..) como los que requieren mucha inventiva, concentración y agilidad (Starcraft II, Trine, Tetris..), y ello no interfiere en mi percepción de la realidad ni mi conducta hacia ella. No soy una persona violenta y tampoco aguanto bien la visión de la sangre o una herida real, vamos, que los juegos no me han hecho perder la empatía.

    En resumen, sólo es necesario que quienes jueguen a estas cosas, tengan la cabeza bien centrada y sean conscientes de que es un juego, nada más que píxeles en una pantalla. Lo mismo debe hacerse con las películas (cada vez más violentas, sin necesidad alguna), con algunos libros y con todo tipo de material que nos entre por los sentidos. Anuncios, películas, videojuegos, libros, revistas, eslóganes… nada de esto es peligroso teniendo sentido común y algo de escepticismo.

  5. jaime salcedo lamus dice:

    en venezuela existe una ley que reglamenta dichos juegos,protegiendo a los menores de edad,lo c ual es positivo,pero no es suficiente por cuanto existen padres que no atienden lo que hacen sus hijos,los juegos no son malos,solo herramientas que en manos despistadas pueden ocasionar daño.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top