Hersilia, en la mitología romana

Rapto-de-las-sabinas

Una de las tradiciones dentro de la mitología romana afirma que Hersilia era la esposa de Rómulo, el mítico fundador de la Ciudad Eterna y, por tanto, se configuraba también como la nuera del dios Marte, divinidad consagrada a la guerra. Sabina de origen, estaba considerada asimismo como una de las mujeres más nobles de esta tribu cuando fueron raptadas por los romanos. De hecho, y según nos contó Plutarco, se decía que de todas las que fueron secuestradas era ella la única que estaba casada. También estuvo casada como Hostio Hostilio, quien encontró la muerte en la guerra que se libró por tal motivo entre ambos pueblos.

Se cuenta además que, durante el conflicto, Hersilia se erigió como una de las mediadoras más tenaces, activas y eficientes del mismo, consiguiendo finalmente interponerse entre los dos bandos y conseguir que la paz volviera a reinar entre ambos.

En su unió con uno de los fundadores de Roma, Hersilia tuvo dos hijos fruto de su matrimonio: una niña de nombre Prima y un varón llamado Aolio quien, más tarde, sería conocido como Avilio.

El mito que rodea a la pareja nos cuenta la historia de que cuando Rómulo fue transformado en dios por Júpiter como compensación por haber llevado a buen término su misión, Hersilia se quedó desconsolada y no paraba de llorar. Apiadada de ella Juno, reina de los dioses, envió a su encuentro a Iris para que la llevara a ver donde se encontraba su marido ya que esta siempre había sido una buena esposa y, aun siendo ahora un dios, era merecedora de seguir disfrutando de la compañía de su marido.

Cuando Iris hubo cumplido con el encargo y Hersilia vio a Rómulo (llamado ahora Quirino), éste le cambió totalmente de aspecto llamándose, a partir de entonces, Hora Quirini.

Publicado en: Mitología romana

Tags: ,

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top