John Wayne Gacy, el payaso asesino

John wayne gacy

No es la primera vez que frente al descubrimiento de un asesino en serie salen declaraciones de muchos de sus vecinos insistiendo en la idea de que “parecía una persona normal, incluso agradable”. Y es que existen muchos perfiles distintos de asesinos, y no siempre son personas reservadas e insociables. Un buen ejemplo de esto podría ser el caso de John Wayne Gacy, o como se le conoció posteriormente “el payaso asesino”.

Éste sería un ejemplo perfecto de como una persona que intentaba constantemente ganarse el aprecio y reconocimiento social, terminó arrojando su máscara de “buen hombre” y dio paso, ante el asombro de sus vecinos, a un personaje totalmente desalmado con un gran número de atroces crímenes a sus espaldas.

Al parecer, John Wayne no disfrutó de una infancia feliz. Es cierto que estaba muy unido a sus hermanas y madre, pero su padre alcohólico lo agredía constantemente ridiculizándolo asiduamente. Al contrario de lo que se pueda esperar, John no guardaba ningún tipo de rencor a su padre, es más, lo amaba por encima de todas las cosas e intentaba por cualquier medio ganarse su afecto y reconocimiento. Para frustración de Gacy, esto no llegó a ocurrir nunca.

Su vida estuvo constantemente marcada por rumores de homosexualidad, algo que lejos de admitir escondía. Rumores que tras su primer matrimonio se transformaron en acusaciones de abusos sexuales y que finalmente lo condujeron a la cárcel con una condena de 10 años. No obstante, tras pasar poco más de un año entre rejas fue puesto en libertad por buen comportamiento. Al parecer todo el mundo pensaba que John era un claro ejemplo de recuperación y estaban convencidos que lograría reinsertarse a la perfección en la sociedad. Lo que ignoraban es que su comportamiento iría a peor y daría lugar a uno de los asesinos en serie más famosos de Chicago.

Tras su salida de la cárcel volvió a su casa materna, y con la ayuda de esta y sus hermanas comenzó una nueva vida adquiriendo una pequeña casa en las afueras de la ciudad. Empezó a trabajar nuevamente (era un vendedor excelente) y a realizar todo tipo de actividades sociales. Los fines de semana acudía vestido de payaso a diversos hospitales para entretener a los niños enfermos, realizaba obras benéficas y fiestas para todos sus vecinos. En resumen, Gacy llegó a ganarse el corazón de todo su barrio como un buen samaritano preocupado por los demás.

Tras otro matrimonio fallido comenzaron nuevamente los rumores de homosexualidad y agresiones a jóvenes del barrio, algo que sin duda alguna nadie creía. Pero al parecer algo hizo saltar la alarma sobre el payaso Pogo (que era como se hacía llamar).

Un gran número de desapariciones constantes alerta a la policía de que algo está pasando. Posteriormente la madre del último desaparecido Robert Piest (15 años) asegura que la última entrevista que mantuvo su hijo con alguien antes de desaparecer era con un tal Gacy que quería ofrecerle trabajo. Fue en ese momento cuando comenzaron las sospechas. La policía encontró objetos relacionados con esta y otras desapariciones y finalmente John confesó haber violado y matado a 33 jóvenes en menos de 6 años, asimismo también dio detalles del lugar en el que había enterrado parte de sus cuerpos (la mayoría en su sótano y jardín).

Durante el juicio el abogado de Gacy intentó por todos los medios alegar que su cliente tenía problemas mentales, algo que no pareció cuadrar tras los informes médicos. Así que finalmente fue acusado y condenado a pena de muerte. Sus últimas palabras fueron Besadme el culo, jamás encontrareis el resto de los cuerpos”.

Publicado en: Crimenes

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

4 comentarios

Comments RSS

  1. Buen blog..Excelente historia..
    saludos

  2. César dice:

    Buena historia, el ejemplo claro de los asesinos en serie que no son antisociales, sino por el contrario, se ganan el afecto de las personas que los rodean en su comunidad, lo cual hace que sus potenciales víctimas sean más susceptibles a los planes malévolos de estos dementes.

  3. rouge777 dice:

    en esta triste y cruel historia nos demuestra el como nos puede afectar las cosas que nos pasa en la infancia,desgraciadamente los ladrones,asesinos y violadores no nacen,se hacen por culpa de la educacion y comportamiento de sus padres.

  4. milagros dice:

    detrás de cada asesino, abusador o delincuente siempre hay una historia por descubrir

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top