La historia del Ratoncito Pérez

Ratoncito-Perez

Uno de los momentos más esperado de los niños, al menos en España, cuando se les cae un diente es amanecer al día siguiente y buscar frenéticamente el regalo que el Ratoncito Pérez les ha dejado bajo la almohada mientras dormía, a cambio del diente de leche.

Aunque es una leyenda universal, adopta diferentes formas según los países (por ejemplo, en los países anglosajones existe el “hada de los dientes” (“Tooth Fairy”) y, dentro de nuestro propio país, hay también diferentes versiones; de este modo, en Cataluña existe “L’Angelet”, en el País Vasco “Maritxu Teilatukoa –Mari la del tejado- y en Cantabria “L’Esquilu de los dientis” –la Ardilla de los dientes-.

Sin embargo, ¿cuál es el origen de este entrañable personaje? Pues este hay que buscarlo en la inventiva del jesuita Luis Coloma, autor de otros cuentos como “Pequeñeces” o “Jeromín”, quien recibió el real encargo de escribirle un cuento al que más tarde se convertiría en Alfonso XIII, y que por entonces era tan sólo un niño de ocho años al que se le había caído un diente.

El personaje bonachón que creó Coloma le va enseñando al Rey Buby (que no era otro que el apelativo cariñoso con el que la reina María Cristina llamaba a su hijo) la pobreza que existe antes de dejar un toisón de oro en su cama.

El ratoncito, que vivía en una caja de galletas ubicada en la por entonces célebre confitería Prats en el corazón de Madrid (en la C/ Arenal, nº8), a unos escasos cien metros del Palacio Real, junto con toda su familia, no dudaba en escaparse frecuentemente hasta la habitación de Alfonso y de otros niños más pobres que hubiesen perdido algún diente, sorteando a los gatos madrileños, a través de las cañerías de la capital.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Madrid ha colocado una placa conmemorativa en dicho inmueble que reza así: “Aquí vivía, en una caja de galletas, Ratón Pérez, según el cuento que el padre Coloma escribió para el niño Rey Alfonso XIII”.

Publicado en: Leyendas para niños

Tags: ,

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

5 comentarios

Comments RSS

  1. NORMA BEATRIZ dice:

    QUE LINDOS RECUERDOS TENGO DEL RATON PEREZ!!CADA VEZ QUE PERDIA UN DIENTE DE LECHE,LO PONIA BAJO LA ALMOHADA,Y A LA MAÑANA SIGUIENTE ENCONTRABA PLATA!!!! QUE INOCENCIA HERMOSA.

  2. Renata dice:

    el raton perez qe lindo , cuando era chiqitita ponia el diente abajo de la almohada o en una tasita con agua jaja y al otro día tenia plata hermoso!!!!!!

  3. la xula dice:

    que recuerdos aquellos el ratoncito perez debajo de mi almohada. y al dia sigiente mi diente de leche era pura plata!!!

  4. Perquin dice:

    Nací en Málaga.
    Siendo niño, vivía en la comarca de La Axarquia, en el campo, en plena naturaleza.
    Allí nunca oí hablar del Ratoncito Pérez. Cuando se me caía un diente (un acontecimiento traumático, en mi caso) me ponía de espaldas a la pared de mi casa y tiraba el diente por encima del hombro al tejado, al tiempo que recitaba: “Dientecito, dientecito, te tiro al tejado para que en tu lugar me salga otro más bonito.

  5. Mauro araya dice:

    Hola soy Mauro tengo 8 años , un día me saque el diente de una piña y eche la culpa a mí hermana y el ratoncito perez me dejó 12 pesos en un sobrecito cerrado , gracias ratoncito perez me pude comprar dos sobres de cartas de dragon ball z.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top