El origen de la Isla de Delos

Isla de Delos

Una de las pequeñas islas que componen el archipiélago de las Cícladas, en el Mar Egeo, es la de Delos. Deshabitada en su totalidad y localizada a una milla marina de Mykonos, tan sólo se puede acceder a ella desde esta última a través de pequeñas rutas por el mar.

En nuestros días, pertenece de forma administrativa a la Unidad Periférica de Mikonos, periferia del Egeo Meridional pero, en la Antigüedad, estaba considerada como la isla más sagrada, por creer que esta era la patria del dios Apolo.

Sin embargo, el origen de la isla hace referencia a dos tradiciones diferentes. En este sentido, por un lado habría sido creada por una zambullida en el mar de Asteria, hermana de Leto, para así poder escapar de las persecuciones a las que la sometía Zeus y, por otro lado, y la que tal vez sea la versión más extendida, se nos dice que en realidad la isla fue creada por Poseidón a petición del propio Zeus. De este modo, con un golpe de tridente este habría hecho emerger del fondo del mar dos peñascos: Delos y Renea.

A este respecto, y si nos centramos tan sólo en esta última interpretación, el mito nos relata cómo Delos había sido, en los primeros tiempos, una isla flotante que había emergido agarrada al tridente de Poseidón, dios del mar y que fue, por decisión de Zeus, fijada en el mar para resguardar allí a su amante Leto que estaba siendo perseguida por Hera, su esposa. En la isla, Leto acabaría por dar a luz a Artemisa y Apolo.

Cuenta la leyenda que Zeus ató a la isla al fondo del mar mediante cadenas. Como lugar de nacimiento de Apolo, Delos pasó a ser automáticamente uno de los grandes lugares de culto de este dios.

Foto Vía: Chris-45

Publicado en: Lugares misteriosos, Mitología griega

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

3 comentarios

Comments RSS

  1. sofia dice:

    estan muy bien las leyendas

  2. angel calderon dice:

    muy buenas leyendas muchas no las habia leido (Y)

  3. angel calderon dice:

    muy buenas leyendas no habia leido algunas (Y)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top