Helen Duncan, la mujer del espiritismo

Helen Duncan

Acabo de leer un artículo titulado Helen Duncan, la Última Bruja de Escocia que me ha dejado impresionado. Habla precisamente de esta mujer escocesa, nacida en 1897, quien desde muy joven comenzó a tener contactos con el mundo de los espíritus. Resultaba impactante ver las fotografías que acompañaban al artículo, en las que se veía a Helen en trance, con la boca llena de espuma…

Helen Duncan se había casado con un carpintero que había sido herido en la Primera Guerra Mundial. Cuentan que tuvo hasta doce embarazos, de los cuales solo le sobrevivieron seis hijos. Con su marido sin poder trabajar, fue ella la que se tuvo que encargar del mantenimiento de la casa, trabajando de día en una fábrica y de noche con sus prácticas espirituales.

Tanto es así que en la década de 1920 sus sesiones de espiritismo eran muy conocidas. Mucha gente acudía a Helen para saber dónde estaban aquellos seres queridos que habían perdido durante la Primera Guerra Mundial. Cuentan que podía ponerse en contacto con los muertos y hablar por boca de ellos, contando sus últimos momentos de vida.

La fama de Helen comenzó a correr por toda Gran Bretaña. Sin embargo la mayoría de medios de comunicación la consideraban una impostora, algo que no hizo que sus sesiones decrecieran. Tanto es así que, con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, Helen se mudó a Portsmouth, una de las sedes de la Royal Navy.

En 1941, en una sesión de espiritismo, Helen anunciaba el hundimiento de un barco, el Barham. La tragedia, que acabó con la vida de 850 marineros, la había intentando mantener en secreto el gobierno británico, pero Helen afirmaba que muchos de aquellos marineros muertos se habían puesto en contacto con ella para sacar a la luz el caso.

El gobierno británico la acusó de espía, y en 1944 la llevaron a los tribunales en virtud de la Ley de Vagos y Maleantes, la única manera que tuvieron de acusarla como médium. Helen fue llevada a juicio en Londres, y tras ocho días de deliberaciones fue acusada y condenada a diez meses de prisión por brujería.

A pesar de todo, tras cumplir su condena, Helen continuó practicando sus sesiones de espiritismo hasta su muerte en 1956.

Publicado en: Fenómenos Paranormales

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 comentarios

Comments RSS

  1. flopii dice:

    maa vaa,, yo no creoo en esaa boludezz,, qe dioss me perdonee peroo haii cosas qe creoo,, otrass qe noo!!
    jeje besoss a todoo santa fee,, san carlos nortee
    y en especial a todoss mis amigoss!”!

  2. IVY dice:

    OOOOOOH HUBIESE ESTADO BUENO QUE SACARAN A LA LUZ EL CASO
    DE LOS MARINOS MUERTOS…….. MUY INTERESANTE———

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top