La misteriosa sonrisa de la Gioconda

Gioconda

Una de las obras cúspide de Leonardo Da Vinci es, sin lugar a dudas, La Mona Lisa. Este retrato, realizado con la técnica del “sfumato” (superponer capas muy finas para dar la sensación de difuminado), expresa una angustiosa duda. A pesar de que se existen estudios sobre el cuadro, todavía se desconoce la intención real del autor a la hora de plasmar el gesto de la protagonista. ¿Por qué resultan tan inquietantes sus labios y mirada?

Se presupone que la protagonista de La Mona Lisa es Lisa Gherardini, la segunda esposa de Francesco Bartolomeo del Giocondo -¿por eso tituló “La Gioconda“?-. Ésta parece la tesis más plausible, ya que se cree que posó para Leonardo cuando tenía 23 años, y que éste la llamaba cariñosamente “donna ingenua“.

El artífice de esta tesis es el historiador italiano Giuseppe Pallanti, quién estudió profusamente la historia familiar de Bartolomeo. No obstante, hay otros que apuntan a que ésta fue una cortesana u otros van más allá: que se trataba del mismísimo Da Vinci. La primera fue demostrada por una universidad alemana de Heidelberg.

Pero ¿cuál es el misterio? Desde luego que su sonrisa. Y ¿de qué se ríe? ¿Realmente se ríe? Las interpretaciones son varias. Una de ellas dice que está embarazada, y que la posición de sus manos delata su felicidad -tuvo cinco hijos con su esposo-.

Además, ¿no se han fijado que si miran sólo sus labios parece que no sonríe, pero que si miras a otra parte sí lo hace? Un ejemplo más de la genialidad de Leonardo (consiguió un efecto visual muy potente). Pero sigamos analizando su estado de ánimo… ¿No parece también que es un gesto malévolo? ¿O que se trata de una joven que intenta seducir al pintor?

Sea lo que fuere lo que pretendía Leonardo Da Vinci, está claro que lo consiguió. Miles de leyendas han nacido a la sombra de este cuadro, que descansa en el Museo del Louvre (París, Francia). Eso sí, con unos sistemas de seguridad muy estrictos.

Quién le iba a decir a la esposa de un mercader que su sonrisa sería la más conocida de toda la historia.

Lee más sobre este genio universal:

Leonardo da Vinci, el genio universal

Publicado en: Cuadros misteriosos

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

16 comentarios

Comments RSS

  1. adan dice:

    Bueno no seré gran conocedor del arte pero coincido un poco con la historia del relato y puedo asumir que es un momento de nostalgia por una inminente separación, ya que si miramos al fondo del cuadro podremos notar que se encuentran ya sea en una terraza o azotea ya que es un gran panorama del paisaje del lugar y hay un notorio camino que alguno de los dos tendría que seguir.

    Pero volviendo al punto ciertamente es un gesto que pudiera representar mas que aceptación y aprecio por el pintor y ala ves nostalgia, también podemos apreciar o deducir por la posición de las manos que ciertamente pudo existir algo mas que el arte ya que le puso un cuidado especial en definir la exprecion de sus manos y rostro tanto que le dio ese brillo especial de las mujeres cuando están en cinta

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top