Issei Sagawa, el caníbal japonés

Issei Sagawa

Sigamos conociendo la historia de Issei Sagawa

Renée muere a los pocos instantes, Issei desnuda su cadáver, y comenzando por su cadera, empieza a comérsela. Va cortando trozos y devorándola, como en aquella pesadilla que tuviera de niño, pero invirtiendo los papeles. Ya no era la víctima, ahora era el caníbal. Durante varios días va desmembrándola con un cuchillo eléctrico, cocina algunas partes y guarda otras en la nevera e incluso duerme en su cama con el tronco de la desgraciada muchacha. Le gusta mirarse al espejo mientras mastica y sacar fotos de su macabra glotonería.

Una semana mas tarde, mete la mayor parte de los restos que no había comido (o que consideraba no aptos para el consumo) en un par de maletas de cartón y las tira en un lago del parque de Boulogne, una zona de paseo muy conocida en París. Debido a la poca profundidad del lago no pasó mucho tiempo hasta que fueron descubiertas y relacionadas con la desaparición de Renée. Los gendarmes fueron interrogando a los amigos y parientes de la desaparecida y cuando preguntaron a Issei, simplemente les invitó a entrar en su apartamento y lo confesó todo. Cuando los policías abrieron la nevera quedaron petrificados.

Lo realmente terrorífico de este asunto está por llegar. Issei fue juzgado y recluido como enfermo mental pero sufrió una inflamación del intestino que los médicos confundieron con una encefalitis y pensaron que estaba a punto de morir. Su influyente y rico padre reclamó que su hijo, aunque encerrado, debía morir en Japón y fue trasladado a una institución mental en su país natal. Ante la creencia de su pronta muerte, las autoridades francesas retiraron los cargos y a los 15 meses de estar en Japón, como no se moría ni se le acusaba de nada, simplemente fue puesto en libertad.

Actualmente Issei Sagawa es toda una celebridad, ha ganado mucho dinero con la venta de varios libros y colabora en revistas como columnista. Se le han hecho entrevistas, incluso una en la televisión alemana que causó un gran escándalo por lo “atrevido” de la idea. En uno de sus libros “En la Niebla” cuenta con todo lujo de detalles el asesinato y los días posteriores, detalles que he preferido omitir.

Que un hombre asesine a una joven e inocente muchacha, la devore, experimente con ella y después quede libre para contarlo y los medios le hagan famoso, nos lleva a una serie de preguntas, pero mi favorita es la siguiente: ¿Quién se alimenta de quien?…

Publicado en: Crimenes

Tags: ,

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

7 comentarios

Comments RSS

  1. anonimus dice:

    concuerdo con ella,hay miles de hombres y quien sabe cuantas abominaciones sueltas.

  2. Kirikiri dice:

    Ojalá y lo maten al HDP. Si lo conociera, lo tiraría a los perros para que vea que rico se siente que se lo coman… pero lo comeran vivo. Maldito. Tan bonita que era la muchacha.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top