Los siete pecados capitales

Mesa de los pecados

Los reconocidos o tradicionales “siete pecados capitales”, la lujuria, la gula, la avaricia, la pereza, la ira, la envidia y la soberbia, son un conjunto de vicios opuestos a la enseñanza moral que el Catolicismo y el Cristianismo transmiten. Cada uno de ellos fue recopilado y clasificado por San Gregorio Magno (540 – 604 d.C.), también conocido como Gregorio I, el sexagésimo cuarto Papa de la Iglesia Católica.

Posteriormente, el poeta italiano, Dante Alighieri, los integro en la redacción de “La Divina Comedia” (c.1308-1321), un poema teológico considerado hoy en día una obra maestra de la literatura italiana y mundial. También otros artistas europeos tuvieron su parte en la promulgación de estos pecados capitales, gracias a la idea de utilizarlos como fuentes de inspiración en sus grandes obras.

Mas allá de todo esto, la comunidad religiosa ha debatido durante años el verdadero contenido de los mismos llegándose, en muchos casos, a diferentes interpretaciones con sus respectivos castigos.

El primero en encabezar la lista, la lujuria, ha sido definido como aquel pecado que incluye pensamientos o deseos obsesivos o excesivos de naturaleza sexual o en palabras de Dante, “el amor excesivo por los demás”.  El castigo correspondiente a la lujuria incluye el ser asfixiado en fuego y azufre.

La gula, el segundo vicio, ha sido interpretada como el consumo excesivo de comida y bebida aunque antiguamente se utilizaba para señalar toda clase de exceso. Aquellos que cometieran este pecado serian forzados a comer ratas, sapos, lagartijas y serpientes vivas.

La avaricia ha sido considerada como un pecado muy similar a la lujuria o a la gula  pero aplicada a la adquisición de riquezas en particular. Su castigo, el ser colocado en aceite hirviendo.

La pereza, ha sido catalogada como la “tristeza de ánimo” que nos aparta de las obligaciones espirituales o divinas. La misma nos llevaría a una fosa con serpientes.

La ira ha sido descrita como un sentimiento no ordenado, ni controlado, de odio y enojo. El resultado de este acto seria el desmembramiento.

La envidia, el sexto pecado capital, se relaciona con la avaricia, sin embargo, la envidia desea algo que alguien más tiene, y que percibe que hace falta. Este pecado se castiga sumergiendo al acusado en agua helada.

Por ultimo, la soberbia o el orgullo, el deseo por ser más importante o atractivo que los demás, es considerado el mas grave de los pecados capitales y fuente de los mismos. El mismo era penalizado con el cruel método de tortura conocido como “La rueda”.

Hoy en día, la iglesia emitió un nuevo listado de pecados capitales: acordes al mundo globalizado en el que vivimos.

  • No contaminarás el medio ambiente.
  • No provocarás injusticia social.
  • No causarás pobreza.
  • No te enriquecerás hasta límites obscenos a expensas del bien común.
  • Y no consumirás drogas.

Sigue leyendo sobre:

Evangelios permitidos y evangelios que fueron prohibidos

Publicado en: Religiones

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

265 comentarios

Comments RSS

  1. vitela dice:

    Gente porfavor no se deje engañar x ninguna secta, religion. Solo tiene k krees k x el esta aki y Dios no castiga, solo sufrimos consecuencias de nuestros actos. Hay k abrin los ojos kn estas gentes k lucran kn la religion

  2. Diana dice:

    el pecado mas grande es el numero 8 y es el que cometia la iglesia por crueldad por castigar a esos. pobres gentes a travesde esos metodos llanos de crueldad y perversion

  3. Ángel Torres dice:

    ES VERDAD ORÉ Y ESCUCHÉ LA VERDAD. ALELUYA EL SEÑOR NOS AMA Y NO QUIERE QUE NO PERDAMOS…!!! VIVA CRISTO!! Y EL SEÑOR QUE NUNCA NOS DEJA!!!!

  4. Pablo dice:

    Muchos se llenan la boca con aleluya y el amen pero dentro suyo vive la envidia el egoismo y su vida materialista,solo pensando en si mismos estoy aburrido de verlo solo espero ver cuando tenderan su mano a quien lo necesita.

  5. Facu Herrera dice:

    Buenas gente, queria agradecer a la pagina por hacer intencion de explcar los siete pecados de forma concreta y precisa, despues me queria acercar a Diana quien el 20 de junio publico que el octavo pecado es el que la iglesia cometio con la gente: queria comentarte que entre los siete pecados capitales esta La avaricia, la soberbia y sobre todo la pereza, durante muchos años las personas han caido en ese poder absoluto que era el papado que llevo a que “algunos” considerarse reyes del mundo por decreto de Dios, eso es algo humano y la iglesia es humana falla por eso, pero hay que entender que Dios nos eligio siendo aun pecadores por que vio bondad en nosotros, asi que gracias por compartirnos a todos que hubo un tiempo donde la iglesia se equivoco, y espero que asi tambien, puedas compartir cuando la iglesia haga el bien.
    Muchas Gracias

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top