Caso Watergate, la verdad tras el escándalo

Watergate

Durante la presidencia de Richard Nixon desde 1969 hasta 1974, los Estados Unidos fue protagonista de uno de los escándalos que mas ha trascendido por los medios periodísticos y que, por ende, ha perdurado en el tiempo: el caso Watergate.

En 1972, un guardia de seguridad de la sede del Comité Demócrata Nacional en el complejo de oficinas Watergate, en Washington, informo a la policía sobre la presencia de sospechosos en el lugar lo cual fue confirmado y terminó con el posterior arresto de cinco hombres.

Se trataba de Virgilio González, Bernard Baker, James W. McCord, Jr., Eugenio Martínez y Frank Sturgis, miembros de la Operación 40 de la CIA, enviados por los responsables máximos del comité de reelección del presidente para infiltrarse, junto a todas las herramientas necesarias de espionaje, a fin de obtener archivos de los demócratas sobre las relaciones comerciales de Donald Nixon, hermano del presidente, con el millonario Howard Hughes.

Ante este inesperado suceso muchos funcionarios renunciaron y Nixon trato de desvincularse del hecho. Sin embargo, un conjunto de grabaciones en las cuales se distinguía la voz de este término por demostrar a la justicia la responsabilidad en el intento de encubrimiento y desvío de la investigación por parte del mismo presidente.

En 1973, un año después, los cinco hombres fueron acusados de conspiración para interceptar conversaciones orales y telefónicas. El consejero general en la sección de finanzas del Comité para la Reelección, G. Gordon Liddy, quien se negó a colaborar, fue sentenciado a un mínimo de seis años y ocho meses y un máximo de veinte mientras que Richard Nixon invocó la doctrina del “privilegio del Ejecutivo” y luego le fue entregado un controvertido indulto, por cualquier delito federal que hubiera cometido durante su mandato, a través de su sucesor, Gerald Ford.

Diversas investigaciones realizadas por el FBI lograron comprobar mas adelante que este singular escándalo político también había sido presidido por distintos crímenes y abusos como fraude en la campaña, espionaje político y sabotaje, intrusiones ilegales, auditorias de impuestos falsas y hasta la creación de un fondo secreto en México para pagar a quienes realizaban las operaciones en cuestión.

Por supuesto, este conflicto termino de desenredarse completamente gracias al arduo trabajo de dos periodistas, Carl Bernstein y Bob Woodward, ayudados por un informador anónimo con el apodo de “Garganta Profunda“,  quienes llegaron a esclarecer los hechos y en consecuencia fueron galardonados con el Premio Pulitzer de periodismo de investigación en 1973.

Luego de 31 años, la revista estadounidense Vanity Fair, en la edición del 14 de junio de 2005, publicó la verdadera identidad de “Garganta Profunda“. Se trataba del ex agente del FBI, Mark Felt, sin dudas la pieza clave en este caso, quien a la edad de 91 años decidió quitarse un peso de encima y dar a conocer su verdadero nombre.

Cuatro años mas tarde, a los 95 años, murió por un fallo cardíaco congestivo.

Publicado en: Espias y espionaje

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 comentarios

Comments RSS

  1. Existen dictaduras perversas en las que impera la violencia la privación de libertad,etc pero existe una dictadura más aterradora y siniestra y es aquella en que disfreasada de democracia manipula, asesina espia,crea el caos con el solo fin de obtener el poder para la clase dominante,y al más puro estilo Corleone manejan una nación entera como expertos titiriteros, lo peor es que lavan tan bien el cerebro de las personas que el pueblo jura que vive en la más completa libertad y democracia, por eso mi pregunta queda en el aire cual de las dos dictaduras es la peor, o son las dos iguales de macabras

  2. Francisco Martínez Osses dice:

    Estamos en el 2015 y me encuentro con un comentario publicado por mi hacen años atras y en transcurso de estos años la historia nos muestra que me quede corto con los comentarios , ahora el señor Obama es el hombre más poderoso del mundo como a ellos les gusta auto definirse la policia norteamericana está dedicada en matar a afroamericanos estan cosechando lo que sembraron odio

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top