El fantasma de la Ópera, asesino por amor

fantasma de la Opera

En el siglo XIX, La Ópera Garnier de París era un suntuoso edificio donde se representaban sublimes piezas de los mejores genios de la época. Empero, lejos del mundanal ruido de los aplausos, en sus cimientos se gestaba un sentimiento hostil y terrorífico. Sus trabajadores vivían aterrorizados por una entidad del “más allá” que no dudaba en satisfacer sus aberrantes deseos. Supuestamente, un fantasma que se materializaba en un hombre con una máscara, provocaba toda serie de accidentes para asesinar a sus víctimas. Lo que no sabían estos trabajadores es que este misterioso personaje era, en realidad, un peligroso hombre enamorado.

Poco a poco, su oscura leyenda fue gestándose hasta ser conocido como “El fantasma de la Ópera”. Nacido de padres humildes, su deformado rostro marcó su vida y actos. Escapó en cuanto pudo de su aldea natal, participó como objeto de una feria de horrores y aprendió de los zíngaros el arte de la música -de la que se convirtió en genio-, las acrobacias y ventrilocuismo. Los avatares del destino lo llevaron a la corte del Sha de Persia, donde ejerció labores de asesino y arquitecto.

En su regreso a Francia, se convirtió en el ingeniero responsable de La Ópera Garnier. Aprovechando su puesto, y que en el subsuelo había un lago, construyó túneles, laberintos y su propio hogar. Desde allí, podía controlar todo lo que ocurriera sobre el gran escenario. Cuando sus ojos se posaron sobre la virtuosa Christine Daaé, su mundo se desmoronó. Se encargó personalmente de conseguirle el puesto de “Prima Donna” al ocasionar la caída del telón sobre la diva del momento, Carlotta.

La joven Christine, convencida de que era un ángel quien la ayudaba en su carrera, seduce el corazón del público, incluyendo el de su amor de infancia, el Vizconde Raoul de Chagny. Erick -que así como se llamaba el fantasma-, decide mostrarse ante ella y la cita en las catacumbas de la ópera. Ella descubre que no es un ángel quien le escribe las asombrosas óperas, sino un hombre de cara deformada y de hábitos excéntricos. Él la encierra con la condición de liberarla si la acepta tal cuál es, a lo que ella accede porque se siente fascinada por su talento musical… Hasta que descubre que su “ángel” en realidad es un asesino en serie.

Horrorizada decide casarse con el Vizconde y escapar con él. Pero poco duró su idílico plan, ya que Erick lo descubre y decide raptarla en medio de una actuación, donde deja caer un gran candelabro en el escenario. Es este el momento donde se enfrentan la razón y las pulsiones del fantasma.

Lo que pudiera parecer un hecho acontecido en siglos pasados en realidad es una novela de Gastón Leroux, publicada en 1910, que ha inspirado cientos de obras de teatro, películas y festivales de música. Su explosiva combinación de terror, amor, odio y tragedia, además de la descripción de tenebrosos ambientes, ha conseguido fieles adeptos alrededor del mundo desde su publicación. La maestría de la historia la ha elevado a categoría de leyenda, desconociendo la gran mayoría cuáles son sus orígenes reales. He aquí un claro ejemplo de lo que debe primar en un relato: la verosimilitud (“apariencia de verdadero”).

Publicado en: Realidad o Ficcion

Tags:

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

15 comentarios

Comments RSS

  1. daniela dice:

    es la mejor historia que e visto y escuchado aprendi mas de musica que escuchandola.Gastón leroux me hiso sentir toda esa pasion que el sentia.

  2. claudio anaya novoa dice:

    Acaso la película mas hermosa que haya visto, asi como la música mas hermosa y los actores mas guapos. No solo la he admirados docenas de veces, sino que la he recomendado y a todos les ha encantado, solo que la versión en español me parece tan encantadora, y sus voces tan superiores aún a las originales en inglés, que en alguna ocasión escuché a la intérprete en ingles, y no alcanzó la tesitura, en tanto que la cantante de la versión española la superó con magnífica hermosura

  3. leyla cruz dice:

    Me gusta esta historia es muy bonita

  4. Rosa dice:

    Si, la pelicula es formidable, pero el libro de Susan Kay llamado el fantasma, mis respetos es hermoso, aunque tambien me fascina el violin negro de Sandra Andres Belenguer, se los recomiendo si les gusta tan fenomenal obra como a mi.

  5. Hola: he estado investigando la posible existencia de “Eric” y debo decir que no he encontrado nada que avale su existencia. Con el fin de confrontar opiniones, abrí en Facebook un grupo bajo el nombre “¿Existió “Eric”, el fantasma de la opera? hasta el momento no lo ha visitado ningún investigador de los que opinan que fue real; pero si a raíz de publicar éste comentario en tu blog, visitase alguien nuestro grupo, me gustaria intercambiar impresiones.

    Os esperamos
    Gracias

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top