La Vila de los bosques serbios

Vilas

Las Vilas, o Veelas, son los espíritus femeninos propios de los eslavos del sur. Comparten con sus primas de la zona oriental, las rusalkas, el ser jóvenes increíblemente hermosas; tanto que la expresión “adorable como una vila” se convirtió en una frase hecha utilizada habitualmente para elogiar la belleza de una muchacha. Parte de su prestigio en este aspecto se lo deben a sus largas melenas rubias. Los autores suelen apuntar además que visten vestidos blancos de tela muy fina.

A diferencia de las Rusalkas, las Vilas no están únicamente asociadas a las corrientes de agua, sino que habitan sobre todo en las montañas y en las colinas boscosas, de las cuales conocen todos sus secretos, incluido el de las hierbas beneficiosas que sanan heridas y enfermedades. Se dice también que pueden vivir en las nubes, esto gracias a que poseen un par de alas que les permiten volar. Estas alas son, según algunos, de color blanco; otros afirman que resultan invisibles para los ojos humanos.

Su aspecto casi angélico puede llevar a error, ya que las vilas no siempre resultan benéficas para los seres humanos. Si bien es cierto que en los cuentos populares ayudan en ocasiones a las víctimas de situaciones injustas, la tradición oral también nos advierte sobre el peligro de molestarlas mientras realizan sus bailes nocturnos, pues en ese caso nos harán bailar hasta morir por agotamiento.

Vilas

A mí, la vila del bosque, el bosque mismo me alumbró y me envolvió después en sus hojas verdes. El rocío de la mañana cayó, alimentándome; la brisa sopló desde la colina para acunarme.” (Fragmento de un cuento popular serbio citado por Ralston en The Songs Of The Russian People)

Casarse con una vila entra dentro de lo posible, aunque no resulta muy recomendable, pues es un matrimonio condenado a terminar mal. Existe siempre una condición previa que la vila impone a su futuro marido y que este quebrantará tarde o temprano. Da igual que pasen años o que la pareja haya tenido hijos, en ese momento ella regresará al bosque para retomar su vida de ser feérico. Puede que vuelva para ayudar a sus hijos, pero en esas ocasiones resultará invisible a ojos de su antiguo marido.

Dentro de los cantos épicos serbios, las vilas son presentadas como seres aguerridos y poderosos, de tal forma que a veces nos recuerdan a las valquirias de la mitología nórdica. No tienen reparos en interferir en las acciones de los héroes, desafiándolos o poniendo trabas a sus empresas. A veces también les ayudan, pero cuando esto sucede no suele ser por voluntad propia.

Así, por ejemplo, una vila impide al rey Vukáshin construir la fortaleza de Skadar, derribando cada noche los muros que los obreros han levantado durante el día. Otra vila, llamada Ravíyoyla, hiere con una flecha a uno de los hombres del príncipe Marko por haber roto la promesa de no cantar mientras cruzara su colina.

Será una vila quien profetice su muerte al príncipe Marko, y en otro canto el mismo héroe se casa con uno de estos espíritus femeninos, haciendo que un halcón le robe sus alas para que lo persiga hasta su casa. Un día Marko comete el error de alardear en público de tener como esposa a una vila, por lo que ella coge sus alas y se escapa. Pero el príncipe Marko no se da por vencido y finalmente es capaz de recuperar a su esposa, triunfando allí donde fracasan los hombres sencillos de los cuentos populares.

Bibliografía:

  • Massimo Izzi, Diccionario ilustrado de los monstruos, Barcelona, José J. de Olañeta, 1996, pp. 499-500.
  • W. E. S. Ralston, The Songs Of The Russian People, Ellis & Green, London, 1872, pp. 146-147. (Consultado en la edición electrónica de Sacred Texts).
  • A. H. Wratislaw, Sixty Folk-tales from Exclusively Slavonic Sources, [s. n.], [s. l.], 1890, pp. 278-283 298-301 y 314-315.  (Consultado en la edición electrónica de Sacred Texts).
  • George Rapall Noyes y Leonard Bacon, Heroic Ballads of Servia, [s. n.], [s. l.], 193, pp. 15-24 120-124 130-132 178-184 254-257 260-270.  (Consultado en la edición electrónica de Sacred Texts).
  • AA. VV., Mitología del mundo, Roy Willis (ed.), Evergreen, Hilversum, 2007, p. 211.

Imágenes vía: Russian Folk Tales Characters y Mything Links.

Publicado en: Mitologia, Mitologia eslava

Tags: , ,

Imprimir Imprimir



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 comentario

Comments RSS

  1. Lulú dice:

    Yo he leido un libro que nombra a las Vilas y sale una imagen muy hermosa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top